domingo, 21 de mayo de 2017

Duarte XV

ESPECIAL PARA LA INFORMACIÓN                                          AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                JUAN PABLO DUARTE. SU VIDA Y SU OBRA (XV)
                                                                            Julio M. Rodriguez Grullón

LOS PRIMEROS TRINITARIOS (III)
BENITO GONZALEZ.-(1811-1883)
Era el mayor del grupo, pues tenía  27 años de edad y era el único mas viejo que Duarte, quien tenía 25 años para esa fecha.
Fue de los mas activos durante los años de la dominación haitiana y estuvo en la Puerta de la Misericordia y la del Conde, la noche del 27 de febrero de 1844, pero una vez instalada su añorada república, se alejó de la política y no desempeñó ninguna posición.
Es, de los trinitarios originales, del que se tiene menos información
Murió a los 72 años de edad en Santo Domingo.
JUAN NEPOMUCENO RAVELO (1815-1885)
Tenia 23 años al momento del inicio de la Trinitaria.
Gran luchador junto a Duarte durante el período 1838-1844.
En 1843 fue a quien Duarte envió inicialmente a hacer el contacto con los reformistas haitianos, pero al no saber hablar el creole, no logró cumplir esa misión, por lo que Duarte envió entonces a Mella, quien si lo hablaba y este obtuvo éxito en ella.
Fue  apresado por Herard en 1843 y enviado a Haití, donde  luego fue liberado.
Regresó a Santo Domingo y en marzo de 1844 se enroló en el ejército del sur, luchando contra los haitianos junto a Duvergé.
Se hizo un gran seguidor de Manuel Jimenes, segundo presidente de la república. y cuando este cayó en 1849 se marchó del paíus y se radicó en Santiago de Cuba.
Apoyó la anexión en 1861 y regresó al país, luchado contra los restauradores a partir de 1863 y cuando terminó esta guerra en 1865, regresó de nuevo a Santiago de Cuba, donde murió a los 70 años de edad.
JACINTO  DE LA CONCHA (1819-1886)
Tenía 19 años el juramentarse como trinitario.
Era hermano de Tomas de la Concha, quien era el prometido de Rosa Duarte, así que podemos decir que poseía cierto parentesco, con el fundador de la República, pero  es sin embargo, el de la trayectoria mas errática de los nueve trinitarios originales.
Al fundarse la república en 1844 se enrola en el ejército del sur y lucha contra los haitianos al mando de Duvergé, junto a varios de los otros nueve originales, que como hemos visto hicieron lo mismo.
Al igual que Juan Nepomuceno Ravelo, se hizo gran seguidor de Manuel Jimenes, quien lo designó Ministro de Hacienda.
Al caer este gobierno en 1849, marchó al exilio de donde regresó en 1855 y conspiró contra Santana en el movimiento de ese año contra el dictador seibano. Escapó rapidamente del país al descubrirse esta trama  y no fue atrapado como su hermano Tomás, quien aunque no figura entre los trinitarios  originales, estuvo tan activo como cualquiera de ellos, en el período 1838-44 y estaba implicado en esta conspiración, siendo atrapado y fusilado junto a Duvergé ese año.
Esto afectó grandemente su vida y conducta y así vemos que dos años después, en 1857, se hizo Santanista y  regresa al país, apoyando la anexión y luchando contra los restauradores.
Terminada esta guerra, se queda en el país y ahora se hace baecista y durante la guerra de los seis años apoyó a Baez,  quien lo hizo miembro del Senado Consultor.
Al caer el quinto gobierno de Baez en 1878 y entendiendo correctamente que el baecismo había terminado como fuerza política, adoptó entonces su antigua postura patriótica, haciéndose condecorar como “Prócer de la Republica”.
Murió en Santo Domingo a los 67 años de edad.




sábado, 13 de mayo de 2017

Duarte XIV

ESPECIAL PARA LA INFORMACIÓN                                          AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                JUAN PABLO DUARTE. SU VIDA Y SU OBRA (XIV)
                                                                            Julio M. Rodriguez Grullón

            LOS PRIMEROS TRINITARIOS (II)
JOSE MARIA SERRA (1819-1888)
Tenía 19 años al fundarse la Trinitaria y como ya vimos, antes de esto ya regaba pasquines contra los haitianos por las noches, en la ciudad de Santo Domingo, tarea a la que se le unió Duarte. 
Fue el primero que se enteró de los planes de este sobre la fundación de esta sociedad y el primero que escuchó de sus labios la expresión   “Viva la Republica Dominicana”.
 No fue un hombre de armas, fue un intelectual y a poco de fundada la república en 1844, se convirtió en uno de los redactores del periódico “El Dominicano”.
En 1849, fue desterrado por Santana a seguidas del golpe de estado contra Jimenes y no regresó jamás a su país. Inicialmente fue enviado a Saint Thomas, pero le era difícil encontrar como ganarse la vida en esa isla, por lo que pasó a San Juan, Puerto Rico, desde donde hizo contacto con un amigo en Mayaguez y terminó radicándose  en esa ciudad,  ganandose la vida como maestro y periodista. Allí murió   en 1888, a los 69 años de edad.
Gran amigo de Meriño, escribió a petición de este, en 1887, sus “Apuntes para la historia de los trinitarios”, que es el documento básico para conocer la historia de la Trinitaria y los inicios del movimiento organizado por Duarte, para obtener nuestra independencia.
En ese documento nos dejó una descripción del rostro de Duarte en 1838 cuando tenía 25 años de edad: Ojos azules, tez suave color rosa, labios finos con un espeso bigote negro que formaba contraste agradable  con su dorada y poco poblada cabellera, que al dilatar la longitud de su frente,  daba majestad a su fisonomía.  
Que contraste con el rostro arrugado y aspecto demacrado, con que se ha popularizado el rostro del fundador de la república,  extraído de una foto tomada un año antes de su muerte.
FELIPE ALFAU (1819-1878)
Tenía también 19 años al fundarse la Trinitaria.
Junto con sus hermanos Antonio y Julián,  poseía tierras y un negocio de cortar madera en Bávaro, en el Seibo,  por lo que  conocía a los mellizos Santana desde antes de los acontecimientos de febrero de 1844.
Era hijo de españoles. Diferente a Serra, fue siempre un hombre de armas.
Proclamada la república, marchó al sur y organizó  junto a Duvergé, la defensa de Azua.
Amante de la disciplina y el orden hasta el fanatismo, se convirtió en un admirador de Pedro Santana y cumplía sus ordenes al pie de la letra. Fusiló  a varios grupos de revoltosos que se consideraban una amenaza para la estabilidad de la naciente república.
Luego, en julio, apoyó  a Santana contra sus antiguos compañeros de la Trinitaria y este lo designó Comandante de la Plaza de Santo Domingo en sustitución de José Joaquín Puello. Renunció a esa comandancia, porque acusó a un subalterno de cometer irregularidades y Santana no lo apoyó para castigarlo.
Se alejó entonces de la vida pública por 11 años, hasta 1855, cuando se integró de nuevo al ejército, en la movilización de ese año para luchar contra la invasión haitiana, viendo acción en la batalla de Sabana Larga, en enero de 1856.
No se reconcilió con Santana y se opuso publicamente a que se le adjudicara a este la isla Saona por 50 años sin pagar nada y al año siguiente aprobó  que fuera revocada esa medida.
En 1857 se marchó a vivir a España.
En 1860, Santana lo nombró nuestro representante en aquel país y entonces apoyó la anexión y regresó en 1861. En la guerra de la restauración luchó junto a los españoles contra los dominicanos  y restaurada la república, regresó a España, donde murió, a los 59 años  de edad.




domingo, 7 de mayo de 2017

Duarte XIII

ESPECIAL PARA LA INFORMACIÓN                                          AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                JUAN PABLO DUARTE. SU VIDA Y SU OBRA (XIII)
                                                                            Julio M. Rodriguez Grullón
LOS PRIMEROS TRINITARIOS.-
JUAN ISIDRO PEREZ.- (1817-1868)
El mas emotivo y apegado de todos, a Duarte, a quien idolatraba.
Comenzó temprano sus relaciones con el, después de su regreso de Barcelona en 1831  y fue el mas aventajado de las clases de esgrima de Duarte. Se hizo un gran diestro en uso de la espada y se le consideraba el mejor espadachín de esos días.
Como Duarte ingresó en la Guardia Nacional Haitiana, donde alcanzó el rango de capitán.
Prestó gustoso su humilde bohío donde vivía con su madre Chepita Perez, para la reunión del 16 de julio de 1838, cuando tenía  21 años de edad. Cuando Duarte fue exiliado en agosto de 1843, se fue con el y regresó a su lado el 15 de marzo de 1844. En julio de ese año, cuando Santana ya  proclamado  Presidente de la República, con poderes dictatoriales en nombre del ejército y el pueblo, irrumpió en una reunión de la Junta Central Gubernativa que presidía Sanchez, para apresar y sustituir a los duartianos en ella, Perez intentó agredirlo y este salvó la vida por la intervención de Felipe Alfau. Cuando se supo esa noticia los hateros seibanos trataron de eliminarlo y tuvo que refugiarse en el consulado francés bajo la protección del cónsul Saint Denys transitoriamente. Fue enviado de inmediato al exilio en Saint Thomas y desde allí enseguida  se fue para Puerto Plata y se encerró voluntariamente con Duarte en la Fortaleza San Feljpe.
En agosto partió al exilio con su maestro y líder, pero estos acontecimientos desequilibraron su mente y cuando regresó en 1848, estaba convertido en un enajenado mental, permaneciendo así hasta su muerte en 1868 los 51 años de edad, en la epidemia de Cólera que azotó la ciudad de Santo Domingo ese año.
Fue enterrado en una tumba común con los cientos de muertos  que produjo esa epidemia y sus restos no fue posible identificarlos  luego.  
Una de sus hermanas maternas Altagracia Pereyra de la Paz, casó con Manuel Jimenes, segundo presidente de la República.
El prestigioso psiquiatra dominicano, Antonio Zaglul, lo bautizó con el nombre del Ilustre Loco
PEDRO ALEJADRINO PINA.- (1820-1870)
Tenía 18 años al fundarse la Trinitaria y era el mas joven del grupo.
Era primo del historiador José Gabriel García.
Al igual que Perez, era muy apegado a Duarte y formaban la trilogía trinitaria mas fuerte.
Participó con Duarte y Desgrotte en la escaramuza de la Plaza de Armas (actual Parque Colón) , el  24 de marzo de 1843  en la alianza de los trinitarios y los reformistas haitianos, para sacar  al gobernador  boyerista Carrié de la ciudad.
Al tener que partir Duarte para el exilio en agosto de ese año, por la persecución de Herard, marchó con el y Juan Isidro Pérez y regresó también con ellos el 15 de marzo de 1844. Se enroló de inmediato en el ejército del sur y lucho bajo las ordenes de Santana contra los haitianos.
Cuando ocurrió la ruptura de los trinitarios con Santana, regresó con ellos y colaboró con Duarte en la acción del 9 de junió de 1844, que sacó de la Junta Central Gubernativa a los separatistas afrancesados y pasó a formar de ella. Fue hecho prisionero por Santana  y enviado de nuevo al exilio junto a Duarte y demás duartistas, el 22 de agosto de 1844.
En 1861, junto con Sanchez y Cabral,  intentó hacer abortar la anexión a España, invadiendo el país por la frontera haitiana en el sur de la República.. Logró escapar como lo hizo también Cabral de las fuerzas de Santana, pero Sanchez fue capturado y fusilado sumariamente el 4 de julio de 1861.
Se estableció  entonces en Coro,  Venezuela, desde donde se comunicó con Duarte , quien estaba ya en Caracas, aunque no regresó con el por Montecristi en 1864.
Retornó al país al terminar la guerra restauradora y apoyó a Cabral en el gobierno del protectorado en agosto de 1865 y fue diputado de la Asamblea Nacional Constituyente. Mas adelante presidió la Suprema Corte de Justicia.  y luego, de nuevo junto a Cabral, se  integró a  luchar en la guerra de los seis años contra Baez.

Murió en esta guerra en 1870, en San Juan de la Maguana, a los 50 años de edad.

sábado, 22 de abril de 2017

Duarte XII

ESPECIAL PARA LA INFORMACIÓN                                          AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                JUAN PABLO DUARTE. SU VIDA Y SU OBRA (XII)
                                                                            Julio M. Rodriguez Grullón

FUNDADION DE LA TRINITARIA.-  (CONTINUACIÓN)
Terminado el juramento, los historiadores señalan que fue firmado por los presentes con su sangre obtenida de un pinchazo en un dedo y además agregándole a la firma una cruz, pues Duarte antes de leerlo le había entregado cada uno de los presentes su copia criptográfica
Y entonces Duarte, refiriéndose a  esa cruz dijo:
“No es la cruz signo de padecimiento; es el símbolo de la redención. Queda bajo su égida constituida la Trinitaria  y cada uno de sus nueve socios obligados a  reconstituirla, mientras exista uno,  hasta cumplir el voto que hacemos de redimir la Patria del poder de los haitianos.”
Parte del plan para evitar ser descubiertos, era que cada  trinitario tendría  su pseudónimo dentro  de la organización y también un color, así Duarte era Arístides y su color el azul, el de Pina era el rojo, Benito González era Leonídas, Felipe Alfau era Simón, Juan Nepomuceno  Ravelo era Temístocles y así  los demás. Tenían también toques en las puertas y señales para reconocerse en los sitios públicos
 Don Mariano Lebrón Saviñón, en su obra La Trinitaria, una publicación del Instituto Duartiano del año 2013, nos señala que de inmediato se incorporó al núcleo, un pequeño grupo de patriotas que fueron llamados comunicados y entre los cuales se encontraban:
Francisco del Rosario Sanchez, Ramón Matías Mella, Vicente Celestino Duarte, Fray José Antonio Bonilla, Pedro Pablo Bonilla, Padre Pedro Carrasco, Felix María del Monte, Tomás de la Concha, Pedro Antonio Bobea, Juan Nepomuceno Tejera, Epifanio Billini y Francisco Martinez de León.
Ulteriormente ingresaron otros, entre los que se encontraban: Antonio Duvergé, José María Imbert y Francisco Antonio Salcedo. Una vez fundada la Trinitaria, se otorgaron los grados jerárquicos.
Duarte fue nombrado General en Jefe de los Ejércitos de la Republica Dominicana y Director General de la Revolución y en ejercicio de estas funciones, designó Coroneles a Francisco del Rosario Sánchez, Juan Isidro Perez de la Paz, Pedro Alejandrino Pina, Ramón Matías Mella y Vicente Celestino Duarte. Ver obra señalada pag. 19. También nos dice Don Mariano, que Duarte para organizar su sociedad, tomó el simbolismo secreto de la masonería, sociedad que señala  ingresó en 1836, pero que según testimonio de Felix María del Monte, su mejor modelo fue la Conspiración de los Soles de América.
Pensamos que esta conspiración es la también llamada Conspiración de los Soles y Rayos de Bolivar, que tuvo lugar en La Habana en 1823, la cual tenía por objeto terminar con la dominación española en Cuba y que funcionaba bajo la cobertura de una logia masónica de allí.  Miembros prominentes de este movimiento fueron el poeta José María Heredia y el Coronel cubano José Francisco  Lemus, quien luchó junto a Bolívar contra los españoles.
Queremos hacer hincapié que la edad de los nueve trinitarios iniciales, oscilaba entre los 18 años  del mas joven, Pedro Alejandrino Pina, hasta los  27 del mas viejo, Benito González, quien era el único mayor que Duarte, quien tenía 25 años de edad en ese momento.
La empresa que iniciaron esos jóvenes  el día de Nta Señora del Carmen de 1838, era colosal y no todos ellos permanecieron fieles a los ideales del juramento. Había entre ellos el núcleo trinitario fuerte   de Duarte, Pina y Perez, que encabezaba realmente el movimiento y que  persistieron toda su vida en el ideal que juraron ese día. Los demás tuvieron actuaciones mas o menos destacadas y para que veamos lo difícil que es con frecuencia persistir en lograr unos ideales elevados, vamos a ofrecer sucintamente, en las próximas entregas,  resúmenes de la vida de los otros ocho, además de Duarte, que se reunieron en casa de Chepita Perez de la Paz, aquel memorable 16 de julio  de 1838.
Podemos adelantar que todos eran nacidos en Santo Domingo, amigos de Duarte y residentes, varios de ellos, del barrio de la Atarazana, lo que se aprovecha para algunos decir que los trinitarios iniciales eran simplemente unos blanquitos amigos de Duarte.
Bueno ¿y con quien sino con sus amigos, podía iniciar Duarte su obra, en el ambiente de temor hacia los haitianos que se vivía en esos días?



sábado, 8 de abril de 2017

DUARTE XI

 DUARTE (XI)
                                                                     

FUNDACION DE LA TRINITARIA.-
A mediados de 1838, José María Serra fue el primero en enterarse de los planes de Duarte de organizar el movimiento contra los haitianos, en una sociedad que le sirviera de sostén, que propagara la idea y a la vez organizara los cuadros, que pudieran responder al llamado de entrar en acción.
Ese momento llegó 5 años después, en 1843, cuando  la sagacidad política de Duarte, entendió, que al dividirse los haitianos en su lucha contra Boyer, quien se había convertido en un dictador insoportable para ellos mismos,   era el momento de los dominicanos entrar en acción, para obtener su independencia, no simplemente separarse de ellos y buscar la protección de una de las potencias de la época.
Esta idea siempre estuvo bien clara en el  pensamiento duartiano, contrario a la generalizada creencia de esos días, de que no podíamos lograr ese fin, por la superioridad numérica y de armamentos de los haitianos.
Pero el miedo a los dominadores, desde las matanzas y destrucciones causadas por las hordas de Cristobal y Dessalines, en 1805, era  grande en esos días y había que cubrirse del riesgo de la delación, que arruinara la naciente sociedad, así que la Trinitaria, además de ser secreta, debía estar a prueba de que alguien la traicionara y delatara ante los opresores y  fracasara.
Entonces Duarte puso en practica sus conocimientos adquiridos en Barcelona, donde abundaban las sociedades secretas durante sus años allí y  creó un lenguaje criptográfico, esto es, que solo lo comprendieran, los que poseían la clave para descifrar el mensaje que contenía.
Así que el juramento trinitario es importante que sepamos no se escribió en español, inglés, frances o cualquier otro idioma, sino que su contenido, solo lo sabían los nueve originales presentes el día de su  fundación y que su contenido fue revelado en 1890, por Felix María Ruiz, uno de los nueve presentes, exiliado en Venezuela, quien lo había guardado celosamente.
Para no llamar la atención, Duarte escogió el día de la Virgen del Carmen, cuando se celebraba una concurrida procesión, que partía de la iglesia de Regina y enfrente de la cual se hallaba la vivienda de su íntimo amigo Juan Isidro Perez y su madre Chepita, quienes accedieron a que fuera utilizada para la reunión.
Como ese día asistirían  a la iglesia muchas personas, para participar en la procesión, no llamaría la atención, que nueve de ellas, no participaran en ella.
Ya reunidos, Duarte dió una oportunidad de retirarse a los que tuvieran dudas sobre participar en la formidable empresa que se iniciaba ese día, pero ninguno abandonó el lugar y todos dijeron que deseaban formar parte de la nueva sociedad patriótica.
He aquí el juramento con el que se comprometieron a fundar un nuevo pais:
En nombre de la Santísima, Augustísima e indivisible Trinidad de Dios omnipotente, juro y prometo por mi honor y mi conciencia, en manos de nuestro presidente señor Juan Pablo Duarte, cooperar con mi persona, vida y bienes habidos y por haber, a la separación definitiva del gobierno haitiano y a implantar una república libre , soberana e independiente, de toda dominación extranjera que se denominará  Republica Dominicana, la cual tendrá su pabellón tricolor en cuartos encarnados y azules, atravesados  con una cruz blanca; la República establecerá su correspondiente escudo de armas. Mientras tanto seremos reconocidos los trinitarios  con las palabras sacramentales Dios, Patria y Libertad. Así lo ratifico y prometo ante Dios y el mundo. Si tal hago, Dios me proteja y de no, me lo tome en cuenta y mis consocios me castiguen el perjurio y la traición  si los vendo.
Firmado:
Juan Pablo Duarte, Juan Isidro Perez, Pedro Alejandrino Pina, José Maria Serra, Felipe Alfau, Jacinto de la Concha, Juan Nepomuceno Ravelo, Felix MarÍa Ruiz y Benito Gonzalez.
Este juramento fue tomado del Resumen de la Verdadera Historia del General Juan Pablo Duarte y
Diez del Profesor José Joaquín Perez Saviñón, Presidente del Instituto Duartiano y está en concordancia con la declarada por el Gral(r) Rafael Perez y Perez, acucioso  investigador de estos temas patrióticos.



sábado, 1 de abril de 2017

Los boricuas nos dieron una lección

ESPECIAL PARA LA INFORMACIÓN                                                     AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                   LOS BORICUAS NOS DIERON UNA LECCION
                                                                                             Julio M. Rodriguez Grullón
                
            Puerto Rico ha estado en el juego final de los últimos dos Clásicos Mundiales del Beisbol (CMB) y los ha perdido. En el juego final del CMB de este año, yo estaba con ellos, pues una victoria para Puerto Rico era mucho mas significativa que para los americanos, pues en Estados Unidos, muy poca gente le hace caso al CMB.
            Puerto Rico está pasando por una difícil situación económica, su población está disminuyendo, los médicos se están yendo y necesitaba ese pueblo, algo de que sentirse orgulloso en estos días.
            Su  interés en este último juego del CMB era tal, que el 70% de los televisores de la isla estaban sintonizados viendo su desarrollo. Lamentablemente, al igual que  en el 2013, su equipo fue blanqueado.
            Sin embargo, al día siguiente del juego, los jugadores vinieron a su país, desfilaron, exhibieron sus medallas de plata de segundo lugar y todos se alegraron, aunque innegablemente la alegría hubiera sido mucho mayor si hubieran quedado  en primer lugar.
            Pero un momento, ¿¿¿¿al día siguiente del juego final  los jugadores vinieron a su país????
            IMPOSIBLE.
¿Que hicimos nosotros cuando ganamos invictos el primer lugar en 2013?, pues sencillamente NADA, porque dizque los jugadores tenían que irse a los campos de entrenamientos de los equipos de grandes  ligas. Que disparate.
Los jugadores de Puerto Rico después de desfilar, al otro día regresaron a sus campos de entrenamiento y a Yadier Molina, el líder del equipo, quien pagó el flete del avión del viaje de ellos a su país, cuando regreso al campo de entrenamiento de su equipo, los Cardenales de San Luis,…… estos le dieron un día libre mas.
Este año se ve bien claro que nosotros rompimos el ridiculómetro en el 2013, ante esa supuesta prisa de regresar los jugadores tan rapidamente a los campos de entrenamiento.
Cuando realizamos el desfile, seis meses después, nadie le hizo caso.
Este año los boricuas nos dieron una lección.
Los jugadores que participaron en el CMB de todas formas están ya mas en forma que los que se quedaron en los campos de entrenamiento cogiéndolo suave para no lesionarse, lo cual trae a colación algo que hemos estado diciendo en esta columna todo el tiempo.
El CMB debe celebrase en julio, suspendiendo el juego de estrellas de ese año de los Estados Unidos, pues así todos los jugadores estarán en forma y finalmente en los Estados Unidos el juego llamará la atención. Mis amigos me dicen que  estoy delirando,  que eso es imposible.
Bueno, la Liga Nacional de Hockey de Estados Unidos (NHL) suspende su temporada  un par de semanas, cuando se celebran las olimpiadas de invierno, para que sus jugadores puedan participar con sus países de origen en ese torneo y cuando se celebra el mundial de futbol, las principales ligas de ese deporte en el mundo suspenden sus actividades.
Entonces ¿porque no puede hacerlo el beisbol de grandes ligas cada cuatro años?
El CMB se puede celebrar en dos semanas; ese año, o se reduce la temporada de grandes ligas a 154 juegos, como se hacía hasta 1961, o se programan dos juegos en un día (no doble juegos) en varias ocasiones.
Si en el país de origen de un  deporte, no se interesan en un supuesto mundial para expandirlo ¿Como puede  esperarse que en los países donde no se conoce  el juego se interesen en ese mundial?, especialmente cuando la programación de ese torneo está tan mal hecha,  que el juego final se celebra un miércoles y no un domingo.
No hay que ilusionarse con los mejores índices de popularidad del CMB en Estados Unidos este año, son cifras marginales; mientras el CMB no despierte mayor interés en el país donde se inventó el juego, no va para ninguna parte.
Y nosotros perdimos porque no bateamos a la hora buena, con gente en base esperando remolque..
             Yo creo que Tony Peña dirigió muy bien


sábado, 25 de marzo de 2017

15 de marzo 1844-15 de marzo 2017

ESPECIAL PARA LA INFORMACIÓN                                                     AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                        15 DE  MARZO  1844-15 DE MARZO 2017
                                                                                    Julio M. Rodriguez Grullón

El 15 de marzo de 1844 es el día glorioso en la vida del fundador de la Republica Dominicana, Juan Pablo Duarte. Fue el día que regresó y vió hecha realidad, el país  de sus sueños y desvelos , el dia en que todos reconocieron que ese país, que había surgido 16 días antes, la noche del 27 de febrero,   ante los ojos asombrados y escépticos  de muchos,  era el  fruto de su trabajo incansable de 13 años (1831-1844), que había instilado en sus discípulos de la Trinitaria, desde 1838, la mística de luchar por un país libre e independiente de toda dominación extranjera, cuando el sector mas influyente de la sociedad de esos días,  pensaba era algo inalcanzable por la superioridad entonces de los haitianos, quienes nos aplastarían sin piedad.
Fruto de sus  desvelos había surgido un nuevo país independiente en el mundo.
No un país simplemente separado de Haití y colocado bajo la protección o dependencia, de una de las potencias de la época, particularmente de Francia, que era la potencia interesada en esos días, en recuperar el dominio de esta isla y que tenia plantado en Santo Domingo a su cónsul Saint  Denys, quien  trabajaba  activamente para esos fines.
Sus aprehensiones quedaron atrás ese día.
El trabucazo de Mella, que rugió como león, levantó el ánimo de los comprometidos e hizo sumarse a la revuelta a los vacilantes.
.El Salve Padre de la Patria, con que lo recibió el jefe de la iglesia dominicana de esos días, el vicario Tomas Portes e Infante,  tuvo que haberle producido una gran satisfacción.
Y ahora, 173 años después, el 15 de marzo de 2017, El Presidente de la Republica Dominicana Lic. Danilo Medina, inauguró un museo con 13 dioramas que reproducen a tamaño natural, la vida del fundador de la República, .en la casa que todos reconocemos  fue en la que creció y se desarrolló este hombre extraordinario
Hay que estar familiarizado con la vida del Instituto Duartiano (ID), creado para honrar su memoria, para comprender el regocijo que nos invade a todos sus integrantes por este hecho. Pero no solo a los miembros del ID, sino a todos los dominicanos, nos tiene que llenar de orgullo, este singular museo, primero de su clase en el país y que se compara, por la exquisitez con que expresa los detalles de la época, con cualquiera en el mundo, de estas características.
Desde hace mas de una década, me consta, que nuestro Presidente, el Profesor José Joaquín Perez Saviñón, había estado diligenciando afanosamente la construcción de este museo, pero no fue hasta que el Ingeniero Francisco Pagán, tomó la dirección de la Oficina de Ingenieros Supervisora de la Construcción de las Obras del Estado (OISOE), que sus reclamos cayeron en terreno fértil, comenzaron a dar sus anhelados frutos y fue entonces, cuando sobre los hombros del museógrafo Juan Gilberto Nuñez y su fundación Luces y Sombras, recayó la materialización de la obra.
Ante nuestros ojos, Juan Gilberto, como habitualmente lo llamamos, se afanó día y noche, por varios meses, para que cada detalle de esta obra estuviera en su lugar, ambientado magistralmente en  la época en que residió la familia Duarte Diez aquí, con muebles y objetos auténticos de esos días.
Este museo no solo debe interesar a los dominicanos, es indudablemente una gran atracción turística y me parece debe ser incluido en las giras de estos visitantes por la Ciudad Colonial, la mas antigua de este continente al que llamamos Nuevo Mundo, para que todos se enteren de como surgió nuestro país, de la obra de Duarte y nuestras luchas por mantener nuestra nacionalidad.
El Presidente Medina, el Ing. Pagán, el Museógrafo Nuñez y su Fundación Luces y Sombras, deben sentirse orgullosos de este legado que quedará como una de las obras cumbres de este período presidencial 2016-20.
Es realmente el Presidente Medina, al que todos proclaman como el principal responsable de esta  obra. Nosotros confirmamos esa realidad y creemos que será, con el paso de los años y el efecto positivo que tendrá sobre la identificación de nuestro pueblo con el fundador de la República y el sentirnos orgullosos de la nacionalidad que su esfuerzo plasmó, que se apreciará todo su valor.


domingo, 19 de marzo de 2017

Otra vez el clasico fuera de tiempo

ESPECIAL PARA LA INFORMACIÓN                                                     AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                       OTRA VEZ EL CLASICO FUERA DE TIEMPO
                                                                                Julio M. Rodriguez Grullón

Al momento de publicarse esta columna se está jugando el 4to Clásico Mundial de Beisbol, auspiciado por Major League Baseball (MLB) con la idea de expandir el juego por el  mundo, tratando de hacerlo  mas popular y que mas naciones  se entusiasmen con este fabuloso entretenimiento.
Solo que algunas cosas no lo favorecen.
Como el que  participen jugadores defendiendo equipos de países donde nunca han jugado y que no son  conocidos de la menguada fanaticada de allí, como es el caso de Israel, que ha dado la sorpresa en este evento, con jugadores que  simplemente son descendientes  de judíos  y eso basta para  que formen parte del equipo.
Como por mas que se afane MLB, el torneo no despierta interés en el país de origen del juego, los Estados Unjios de América,  donde están los mejores  jugadores y de donde podrían recibirse los mayores ingresos económicos si despertara allí algún entusiasmo y esto es así, porque  simplemente   sus mejores jugadores de la actualidad no participan, pues su equipo no cuenta con el mejor pitcher, Clayton Kershaw, o el que se  aprecia como el mejor jugador de estos   días, el jardinero de los angelinos Mike Trout y así por el estilo.
Y  uno se pregunta ¿Cómo va a despertar interés el Clásico, en un país donde el juego es apenas  conocido, si en el país original muy pocos se interesan en el?
Asimismo es un problema el que los jugadores no están en forma, porque el clásico se juega en marzo, con apenas dos semanas de existencia de los campos de entrenamiento de los equipos de grandes ligas, por lo que  a los pitchers se les pone límite al número de lanzamientos que puedan realizar. Todo esto se debe a que los jugadores de grandes ligas se han convertido en una comodidad muy cara y los equipos quieren proteger su inversión. Esto se refleja no solo en el Clásico, sino también en el descenso en la calidad del beisbol de invierno y en el cambio que  ha ocurrido en la Serie del Caribe.
Los mejicanos han pasado de la cenicienta del torneo, al equipo mas fuerte. ¿Y esto porqué?.    
Pues sencillamente porque el nivel de su beisbol no depende de jugadores que juegan en verano en los  Estados Unidos, sino de jugadores que juegan en ese país en el verano, entonces, al descender el nivel de los demás y el de ellos permanecer estable,  han ascendido relativamente en su calidad. Eso es todo.
El caso mas patético es lo que ha ocurrido en la Liga de Invierno de Puerto Rico, otrora una  de las mas fuertes de la región,  es en la actualidad  una de las mas débiles, que hasta tuvo que suspender su torneo un año y se piensa que no puede ser  anfitriona de una Serie del Caribe.
 Hay que estar ciego para no ver todo esto y no admitir, que las grandes  ligas, con sus enormes  salarios, están arruinando el beisbol de invierno.
 Y volviendo al clásico, aunque parezca una utopía hay que repetir lo siguiente:
 Se debe jugar en julio, suspendiendo el juego de estrellas (que cada vez despierta menos interés en los Estados Unidos) ese año; así los mejores jugadores del deporte están todos en forma, se les permite a cada jugador que pueda  defender los colores de su país de origen, cubiertos por sus seguros contra las lesiones. El Clásico puede jugarse en dos semanas. Los equipos pueden mantener sus 162 juegos esa temporada programando  dos juegos en un día, o pueden jugarse 154 juegos esa temporada.
Mientras eso ocurre, los dominicanos disfrutemos la situación actual, que demuestra que este es el país que produce mas peloteros de calidad, tomando en cuenta su población y que desde que se tomaron las cosas en serio, a partir del tercer Clásico  (en los primeros dos  los jugadores tomaban la cosa de relajo y hasta se iban de parranda  a mitad del evento) es muy difícil ganarnos.
Yo solo espero que si volvemos a ganar, no repitamos la ridiculez del 2013, de hacer un desfile de la victoria seis meses después del triunfo. El desfile debe ser  al día siguiente, con los jugadores volando de regreso y ser recibidos como los héroes deportivos que son. Que importa que lleguen dos días mas tarde a los campos de entrenamiento de Grandes Ligas. Ellos como quiera están mas en forma, que los que allí se quedaron.



sábado, 11 de marzo de 2017

No hubo tal excomunion

ESPECIAL PARA LA INFORMACIÓN                                                     AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                            NO HUBO  TAL EXCOMUNIÓN
                                                                             Julio M. Rodriguez Grullón

La mañana del miércoles 22 de febrero 2017, el  programa radial Gobierno de la Mañana, que se transmite  por la emisora Z101, se produjo en la casa de Duarte, ubicado en la calle Isabel la Católica y en el, el señor Carlos Peña, un miembro del cuerpo de periodistas radiales que encabeza Alvaro Arvelo hijo, señaló al Padre Benito Angeles, quien fue de los primeros invitados al programa, que el Arzobispo Tomas Portes e Infante, había excomulgado a Juan Pablo Duarte y otros patriotas.
Sorprendido, el Padre Angeles dijo,  (si esto era cierto por supuesto), que entonces la Iglesia debía pedir perdón. Posteriormente en el programa, Juan Daniel Balcácer dijo que no hubo tal excomunión.
Como a mi  también me sorprendió la información, consulté con mi padrino, el Rev. Jose Luis Saez SJ (le llamo así porque fue mi padrino al  ingresar  en la Congregación Mariana Javier, allá por 1958 y luego fue también mi padrino de tesis, al realizar mi maestría de Pensamiento Social, en La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra en 1990, de donde salió mi libro Trujillo y La Iglesia) quien me dijo que no hubo  tal excomunión, confirmando lo dicho por Juan Daniel.
He  aquí los hechos:
El 23 de diciembre de 1847,  Santana fusiló a José Joaquín Puello y su hermano Gabino; José Joaquín, duartista y héroe de la Batalla de la Estrelleta, era muy popular y el sanguinario de Santana, hacía tiempo lo tenía en su lista de personas,  a las que debía eliminar.
Eso produjo agitación y rumores de desordenes y actos contra el gobierno de Santana y entonces Portes, quien en esos días era Santanista (luego sería opositor y terminó mal de la cabeza), lanzó entonces el 26 de diciembre, lo que llamaríamos una carta pastoral, exhortando a los fieles a obedecer al poder civil y denostando a los que pretendían alterar el orden público.
No utiliza en esa carta el término excomunión.
Duarte para esa época estaba ya internado en la selva venezolana y no tenia nada que ver con lo que estaba ocurriendo aquí. Precisamente el se había alejado para no ser manzana de la discordia entre dominicanos, deprimido por el fusilamiento de María Trinidad Sánchez, el 27 de febrero  de 1845 y a seguidas el envío al exilio, atropellándolos, de todos sus familiares, por lo que  no quedó un solo Duarte Díez en el  país. 
Debemos señalar que la Iglesia tiene su reglamento para las excomuniones y cuando se excomulga a alguien, debe decirse,  el nombre del excomulgado, el delito cometido y el tiempo que va a permanecer   excomulgado. De esto se deduce que no hay excomuniones colectivas indefinidas.
Portes si excomulgó al incestuoso público Ramón Paniagua en 1852, excomunión que fue levantada por Meriño en 1861.
Por otro lado debemos  señalar, que Portes  tuvo una vida de muchos vaivenes políticos  en los primeros días de existencia  de la República Dominicana.
Recibió a Duarte el 15 de marzo de 1844 en la Puerta de San Diego exclamando, “Salve Padre de la Patria”, pero en realidad estaba con los separatistas, quienes en esos días tenían en marcha el Plan Levasseur,  en el que trabajaba activamente el cónsul francés Saint Denys.
Sus problemas comenzaron cuando los códigos napoleónicos             que Boyer había extendido a toda la isla, fueron mantenidos en la República Dominicana,  al iniciarse el gobierno de Pedro Santana en 1845.
Portes luchaba contra el establecimiento del matrimonio civil  y por la restauración del derecho a las personas a legar bienes a la iglesia, que el régimen de Boyer había debilitado, al expropiarle sus propiedades y cerrar la mayoría de los templos. Esto reflejaba la lucha en Francia entre la revolución de 1789 y la Iglesia Católica,  que estaba opuesta a la separación de  la iglesia y el estado y apoyaba  la monarquía.
Ciertamente que la democracia, aunque implica separación de iglesia y estado, no prohíbe a la iglesia o las iglesias tener sus propiedades y expresarse públicamente. En los Estados Unidos, la Iglesia Católica se fortaleció a partir de 1789, cuando tomó posesión  de la presidencia George Washington, pues se le respetaron mas sus derechos que en los tiempos coloniales.



sábado, 4 de marzo de 2017

Duarte X

JUAN PABLO DUARTE.  SU VIDA Y SU OBRA (X)
                                                                                       

LOS PASQUINES DE JOSE MARIA SERRA.-
Desde que regresó a su país en 1831, Duarte aprovechaba las tardes luego de cerrado el negocio de su padre, para impartir clases y avivar el patriotismo dormido de los dominicanos, practicar esgrima y tratar de levantar el espíritu de resistencia al haitiano. El vecindario de la atarazana estaba compuesto por los jóvenes de mayor nivel económico de la ciudad y allí el joven Juan Pablo fomentaba el fervor de la lucha contra el haitiano.
De repente a mediados de 1838 comenzaron a aparecer unos pasquines contra los haitianos regados por las noches y firmados por “el dominicano español”.
El autor de ellos era el joven José María Serra y el mismo nos narra en sus Apuntes para la Historia de los Trinitarios, que todo se debió a  que el se indignó ante una injusticia cometida por el gobernador haitiano Carrié, contra Wenceslao Concha, al no promoverlo al cargo de capitán como le correspondía, después de  la muerte por causas naturales del capitán D. Javier Miura de la gendarmería, pasándole por encima y colocando en esa posición a su hijo llamado Samí.
Complacido por el efecto que producían esos pasquines Serra nos dice que continuó escribiéndolos y distribuyéndolos en las noches y que un domingo en que se encontraba escribiéndolos, se apareció en su casa su amigo Juan Pablo Duarte y le  preguntó  ¿que es eso, no sales hoy? y el le contestó No,   estoy muy ocupado y que su amigo le preguntó ¿Y que escribes?, y el le respopndió: Toma y lee  alargándole ,un ejemplar de los pasquines.
La respuesta de Juan Pablo fue:
Acabaras, con que eres tu , Caramba, pues voy a ayudarte y enseguida comenzó a copiar.
Esa noche aunque era lluviosa, los amigos salieron a repartirlos y Serra nos dice que como desde entonces eran dos los amanuenses , nuestras publicaciones eran mas numerosas y mas nutridas.
Este relato de Serra implica varias cosas:
1|ro.- La  actitud antihaitiana de Duarte era conocida de Serra, pues de otra forma el no se hubiera atrevido a revelarle lo que estaba haciendo
2do.- Que Duarte era un hombre de acción, pues se le unió enseguida en esa labor que el mismo Serra admite que a partir de ese momento fue mas fecunda y
3ro.- Que Duarte apreció que era el momento de organizar su movimiento contra los haitianos.
Así que un día poco después, llegó Juan Pablo excitado donde su amigo y le dijo:
Dejemos por hoy nuestra escritura y escucha lo que voy a decirte y Serra pasa a relatar  la perorata que le dijo su amigo en relación a los haitianos y la dominación de la que éramos objeto los dominicanos y que terminó con la exhortación:
No mas dominación, Viva La Republica Dominicana, lo que ciertamente sería la primera vez que ese grito fue lanzado.Y a seguidas le dijo:
Oye mi plan  En vez de continuar excitando al pueblo  como hasta aquí, es necesario formar una sociedad secreta revolucionaria: Todo lo tengo meditado.
Y enseguida Duarte comenzó a hablarle de la Trinitaria, porque tendría nueve miembros fundadores que formarían bajo juramento una base triple de tres miembros cada una y continuó dándole los detalles de su plan. Era extraordinaria la mentalidad creadora de Duarte.
Solo el y José Martí concibieron, que para luchar por la libertad de su país, era necesario crear un movimiento equivalente a un partido político, que propagara la idea y  organizara sus integrantes, para emprender  con éxito la lucha que se necesitaba para lograr su objetivo y el dominicano lo hizo, décadas antes que el cubano.    
 Junto con estos hechos en Santo Domingo,  en Puerto Príncipe, para estos días, se produjeron las primeras manifestaciones contra la dictadura de Boyer, al disgustarse en la Cámara de Diputados, un grupo de ellos, por la enorme suma que Boyer estaba pagándole  a Francia, para obtener el reconocimiento de la independencia haitiana, que  estaba drenando la economía haitiana. Boyer controló la situación, pero la semilla del descontento contra el tirano quedó sembrada.