sábado, 15 de julio de 2017

Cuanta ignorancia

ESPECIAL PARA LA INFORMACION                                   AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                              CUANTA IGNORANCIA
                                                                                     Julio M. Rodriguez Grullón

            Al terminar mi período  de Presidente de la entonces Asociación Medica Dominicana (AMD)  hoy Colegio Medico Dominicano (CMD), organizamos una Convención sobre un Sistema Nacional Unico de Salud (SNUS), como evento que nos orientara a la solución de los problemas que confrontábamos en la atención médica  en nuestro país. Esa  convención  se llevó a cabo los días 2, 3 y 5 de Diciembre, 1982, en el .salón de actos de la sede de la AMD.
            Vinieron invitados de Canada, Cuba, Costa Rica y Nicaragua y en el evento quedó bien claro que el costo de un SNUS era un 10% del Producto Nacional  Bruto (PNB) de ese país y era lo que costaba en Costa Rica y en Canada, países con un sistema  político semejante  al nuestro. En Cuba costaba el 9% del PNB, pero  por ser su marco político diferente al nuestro, preferimos enfatizar los dos primeros. En Nicaragua se iniciaba la revolución  sandinista y planificaba su SNUS. Posteriormente esta revolución se dividió y tuvo problemas para implementarlo.
            Canada, Costa Rica y Cuba, presentaban y aun presentan, las mejores estadísticas de salud en el continente americano y las tres eran y  son, superiores a las de los Estados Unidos, que en ese entonces gastaba un 16% de su PNB en atención medica y no poseía, ni posee, un SNUS.
            De esa convención, la directiva siguiente de la AMD, que encabezó el Dr. Pablo Yermenos Forastieri, publicó unas memorias, imprimiendo 500 ejemplares, de los cuales se regaló uno  a todos los legisladores de entonces , autoridades de salud publica y médicos en general. En esos días el gasto en la atención medica en  nuestro país no llegaba al 2% del PNB.  Desde entonces es cierto que hemos avanzado en mejorar el sistema . La aparición de SENASA, ha contribuido mucho en ese sentido, pero todavía estamos lejos de tener un sistema de salud eficiente y  en este momento el sistema va para atrás como el cangrejo, con una serie de medidas desacertadas  que se han llevado a cabo y a las cuales nos referimos en nuestra entrega anterior.
            Pero lo que nos asombra en este momento es, que ni las autoridades se Salud Pública ni las del CMD, haciendo galas de una gran ignorancia, hablan de que hay que seguir aumentando el gasto en salud, hasta aproximarnos al de Costa Rica o Canada,  en relación al PNB y que eso es imprescindible, para llegar a tener un sistema aceptable.
            El CMD .ha hablado de llevar esos  gastos a un 5% del PNB, lo cual podrá ser suficiente para la educación del pueblo, pero es muy insuficiente para solventar lo que cuesta un buen SNUS. Las autoridades de Salud Pública, ni hablan en relación al gasto en salud relacionándolo con el PNB dominicano. Estas autoridades ahora hablan de realizar un examen a los médicos para que demuestren si después de graduados de sus escuelas de medicina, pueden ejercer la profesión en el país, pues se dice que hay demasiados médicos entre nosotros actualmente..
            Bueno, si bien es cierto que este examen existe en otros países y contribuye a mejorar la calidad de los médicos en ejercicio, en el nuestro es extemporáneo, porque no hemos determinado cuantos médicos necesitamos a nivel nacional, suponiendo que gastemos lo que se debe en salud y actualmente podemos tener exceso de médicos en la capital y aquí en Santiago, pero hay provincias fronterizas donde no aparecen especialistas y la escasez de médicos generales es aguda. Así que pensamos el exceso de médicos es relativo, no real y la solución al problema no es aplicar un examen para quemar médicos y entonces reducir el número disponible para poder ejercer.  Además, el examen, si nos atenemos a las leyes vigentes, a quien correspondería administrarlo es al CMD, no al Ministerio de Salud.



sábado, 8 de julio de 2017

Mala planificaión

ESPECIAL PARA LA INFORMACION                                   AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                          MALA  PLANIFICACION
                                                                                    Julio M. Rodriguez Grullón

            En un fin de semana de octubre    del   2014, murieron once niños en el Hospital Dr. Robert Reid Cabral  y del escándalo resultante, el Presidente cambió  las principales autoridades de Salud Pública en el país. Las nuevas autoridades emprendieron un nuevo plan para modificar el sistema de atención medica en los hospitales del Estado.
Crearon el Servicio Nacional de Salud (SNS), que se hizo responsable del funcionamiento de los hospitales, separándolos del cuidado directo del Ministerio, aunque este sería la autoridad rectora del nuevo sistema.  Iniciaron la reparación y/o reconstrucción de 56 de los hospitales del país al mismo tiempo, hacinando los pacientes en  los hospitales restantes y luego, jubilaron de golpe y porrazo a 1667 médicos a nivel nacional, y se dice, 800 hacia tiempo no trabajaban, bien  y los otros 867¿Por qué fueron jubilados?. Eso ha dejado a los médicos jóvenes, sin la supervisión  de los que poseían la experiencia, algo básico en el ejercicio de la medicina y lo cual no tardó en resultar en algo negativo, en la calidad de la atención medica que reciben los pacientes. Luego crearon la red única de hospitales del Estado, dentro de este SNS, integrando los hospitales del IDSS al SNS.
Entonces, consecuencia de todas esas jubilaciones y el hacinamiento en los hospitales,  murieron el fin de semana de junio 17, 2017, 14 niños en la Maternidad Nta Sra de la Altagracia. No importa lo que se  diga, el hacinamiento y la falta de supervisión médica con experiencia de los pacientes,  tuvieron mucho que ver con lo ocurrido y es obvio, que la situación en los hospitales públicos actualmente,  está peor que en octubre de 2014.
            Hay además dos cosas que deben ser dichas, en relación a la situación actual de la atención médica en los hospitales públicos  y que me tocan directamente.
1ro.- La situación de la Ciudad Sanitaria Dr. Luis E. Aybar  en construcción en Santo Domingo y 2do.- La forma de jubilar los médicos.
            1ro.- Se destruyeron  tres hospitales y se están construyendo cinco, que marcarán un hito en la atención médica en el país, pero no sabemos que se hará con el actual Consejo de Dirección (CD) de esa Ciudad Sanitara que presido desde 2004, pues hace unos días la visitó el Presidente Medina por tres horas, acompañado de la Ministra de Salud Pública, Dra. Altagracia Guzmán Marcelino y el Director Ejecutivo del SNS, Dr. Nelson  Rodriguez Monegro y yo me enteré de la visita al día siguiente por los periódicos.   
            Mi opinión es que se debe inaugurar a la mayor brevedad el Hospital Materno Infantil para descongestionar los demás hospitales de la capital y definir ya, el rol del actual CD en el funcionamiento de la nueva Ciudad Sanitaria.
            2do.- Desde 1971 laboraba para Salud Publica de 8:00 AM a 12 M como Jefe de Servicio de Pediatría y a partir del 2000 de 12:00 M  a 4:00 PM como Jefe de Enseñanza e Investigaciones de CEMADOJA. Sumando los dos sueldos hacen 217,000 pesos. Me jubilan de Salud Publica que es el menor salario y en la Dirección General de Pensiones y Jubilaciones del Ministerio de Hacienda, que dirige con mucho acierto y amabilidad, Marius de Leon, me dicen que porque se me jubile en un sitio, no pierdo mis derechos en el otro,  aunque por un acuerdo con el Colegio Medico Dominicano, se acordó unificar los sueldos de los médicos que  laboraban en Salud Pública y el IDSS.
Sin embargo, el Dr. Rodriguez Monegro, emite una circular el 20 de febrero 2017  apoyándose en la cual soy separado de nómina de CEMADOJA, (no jubilado).Con el Dr. Monegro acuerdo entonces se unifiquen mis salarios para mi jubilación, pero este dice que  217 mil pesos es mucho dinero; acordamos entonces me jubilarían con 150 mil, pero de eso hace mas de  3 semanas, no se a que altura está ese proceso y en pensiones y jubilaciones no saben nada al respecto.


sábado, 1 de julio de 2017

Nos falta mucho

ESPECIAL PARA LA INFORMACION                                   AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                             NOS FALTA MUCHO
                                                                                   Julio M. Rodriguez Grullón

            Una de las características de un país desarrollado, es como se halaga y reverencian sus ciudadanos, que se han destacado en cualquier actividad, bien sea la política, el arte, la ciencia, o el deporte,  para mencionar algunas de las actividades humanas que reciben mayor
 publicidad.
            En el campo deportivo que es  al que me voy a referir en esta entrega, entre nosotros, una y otra vez, vemos, con algunas excepciones (Felix Sanchez es una), como no enfatizamos  cuando un equipo o un atleta se destaca de manera espectacular.
            No se me puede olvidar, que cuando ganamos invictos el Clasico Mundial de beisbol en marzo  del   2013, el equipo no desfiló al día siguiente en la capital de la república, dizque  porque los jugadores tenían que irse a los campos de entrenamientos de sus equipos de grandes ligas al día siguiente.
            Los boricuas nos dieron una lección pues estaban preparados para celebrar en grande este año,  si ganaban el Clásico y aunque quedaron en segundo lugar, lo celebraron  al día siguiente, con sus jugadores desfilando en carrozas y demás.
            En la actualidad tenemos entre nosotros el caso del equipo nacional femenino de volleyball (volibol ) que gracias a los esfuerzos de Don Cristobal Marte  ha sido clasificado como el noveno mejor del mundo y pone muy en alto nuestros colores nacionales en todos los eventos internacionales en que participa.
            Don Cristobal ha invertido su tiempo y su dinero para lograr esta meta y apenas esto se le reconoce y hasta una cancha  particular parece va a tener que construir para sus atletas, porque el pabellón de volibol de la capital, se utiliza para todo y no deja espacio para utilizarlo para lo que fue construido. Pero lo peor es, que el equipo juega en eventos internacionales de trascendencia como lo es la Copa Panamericana de la  cual eramos  los campeones, triunfa y los juegos no son televisados ni en vivo ni en videos, a una hora pico de audiencia.
            En el reciente torneo panamericano de volibol, en el cual las muchachas defendían la copa de campeonas, el equipo gano seis juegos sin perder un solo set y  nadie disfrutó de este espectáculo por televisión.
            Nadie se pudo  deleitar con los saques de línea, los killing demoledores , las salvadas de bola o los bloqueos de nuestras estrellas.
Solo se televisó el ultimo juego, que lamentablemente perdimos de Estados Unidos  por los esfuerzos realizados por el Presidente de La República y el Ministro de  Deportes.
            Pero ¿Como es posible que el Presidente tenga que intervenir hasta  en esto?
            Como es posible que ningún  empresario se haya percatado de la trascendencia y del buen efecto que para el orgullo nacional y la venta de su producto   produce ver estas atletas triunfar en esos eventos y que con la debida propaganda esas transmisiones pueden ser un buen negocio. La verdad es que nos falta mucho para que ocurran estas cosas.
            Las transmisiones del beisbol de grandes ligas son un buen negocio, por la organización  y  honestidad que caracterizan MLB, que ahora no permite ni que sus atletas tengan problemas de violencia familiar, pero si nosotros  no promovemos lo que hacen nuestros atletas en actividades internacionales, nunca seremos  nada.
            Con David Ortiz tenemos un ejemplo de lo que es destacarse en un deporte en un país desarrollado. Ya su número figura en la pared del Fenway Park en Boston, junto con los demás grandes jugadores  de los Medias Rojas.. ¿Cuantos números se destacan en nuestros estadios de beisbol, visibles desde los asientos que ocupan los fanáticos, de los grandes peloteros retirados. Que yo me haya percatado, ninguno.   

            Felicitamos calurosamente a nuestras volibolistas y pienso que aunque terminamos en segundo lugar, deberíamos celebrar  como los puertorriqueños con su segundo lugar en el Clásico de Beisbol de marzo pasado,  que lo celebraron en grande.