sábado, 12 de agosto de 2017

Duarte XXIII

ESPECIAL PARA LA INFORMACION                                   AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com     JUAN PABLO DUARTE. SU VIDA Y SU OBRA (XXIII)
                                                                     Julio M. Rodriguez Grullón

LA REVOLUCION REFORMISTA HAITIANA DE 1843 (II)
Reiteramos que los datos sobre esta revolución, pueden ser encontrados en la obra  Precis historique de la revolution haitienne de 1843 por F. E. Dubois. Paris. Imprimerie de PA Bourdier et Cie, Rue des Poitevins, 6,  1866
La firma del acuerdo con Francia, para el pago de los 150 millones de francos, para que esta reconociera la independencia de Haití, lo cual  desbloquearía su comercio, en vez de ayudar a Boyer a consolidar su dictadura, la perjudicó, porque tuvo que aumentar impuestos a los haitianos y dominicanos para pagarla y porque al desbloquearse el comercio de Haití con Francia, Estados Unidos e Inglaterra  y entrar productos de esos países a Haití, los productos nacionales  haitianos bajaron de precio y aumentó la miseria de las masas.
La situación empeoró en octubre de 1842 , cuando se anunció la apertura de los puertos de Jamaica al comercio con Haití. . El día 20 de este mes los opositores a Boyer, celebraron un banquete en Jeremie en la casa del diputado opositor Numa Paret, que devino en una manifestación abierta contra el gobierno. Como el disgusto era generalizado, ese banquete provocó que se redactara en Los Cayos, ciudad cercana a Jeremie, el manifiesto contra el régimen de Boyer, que se distribuyó   por todo el país y que se designara Jefe de la Revolución  al General Charles Herard a quien apodaban Riviere.  El comandante militar de la Peninsula de Tiburón Gral Lazarre, se unió al pronunciamiento y toda el área se adhiere al movimiento.
 Prontamente los rebeldes tienen un ejército de 2,500  hombres al unirse las fuerzas de Herard y Lazarre, y sigue creciendo. Se enfrentan a las fuerzas de Boyer en el combate de Lessieur y a seguidas en  Miragoane y Leogane triunfando en todos ellos. Para finales de febrero de 1843 están  a las puertas de la capital Puerto Príncipe.
Viéndose perdido, Boyer renuncia el 13 de marzo de 1843 y se embarca para Jamaica.
La alegría en Haití es indescriptible, Herard es  el hombre del día. Han terminado mas de 25 años de dictadura. Pero prontamente los revolucionarios de Jeremie y Los Cayos aprecian que Herard no tiene idea de lo que es una democracia y ven como empieza  a tomar las medidas, para convertirse en el nuevo dictador.  
Herard no puede sin embargo por el momento, contener la oleada democrática. Hay que realizar elecciones generales en toda la isla, para redactar una nueva constitución, tomando la de Petión de 1816 como modelo.
Al mismo tiempo comienzan a llegar noticias inquietantes sobre lo que está ocurriendo en la parte este de la isla,  donde dominicanos y haitianos se habían unido para la lucha contra el gobernador de Boyer en Santo Domingo, Alexis Carrié y donde  ha surgido un líder dominicano en la persona de  un joven llamado Juan Pablo Duarte.
De momento para tomar control de la parte este, Herard envía un representante con plenos poderes para tomar decisiones, August Brouard, quien rapidamente aprecia que el poder de los dominicanos dirigidos por Duarte, es mayor de lo que ellos se .habían imaginado.
Brouard envía un mensaje a Herard diciéndole, que es necesario que el, al frente de un poderoso ejército, cruce a la parte este de inmediato, para poder tomar el control de esta parte de la isla. Herard así lo hace y al llegar a Dajabón se lleva una sorpresa; los habitantes de la parte este no hablan creole o francés. Su idioma es el español, algo que el ignoraba.







domingo, 6 de agosto de 2017

Duarte XXII

ESPECIAL PARA LA INFORMACION                                   AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com           JUAN PABLO DUARTE. SU VIDA Y SU OBRA (XXII)
                                                                     Julio M. Rodriguez Grullón

1843.- EL AÑO CLAVE.-
Nuestra independencia fue proclamada el 27 de febrero de 1844, pero este hecho fue consecuencia de los ocurridos al año anterior, cuando tuvo lugar  la caída de Boyer, producto de la Revolución Reformista de los haitianos.
Duarte y los trinitarios jugaron un papel importante en los hechos que ocurrieron en  Santo Domingo, consecuencia de ese movimiento, cuyo resultado mas importante para los dominicanos fue que se perdió el miedo a las represalias que los haitianos pudieran  tomar, si se descubría el movimiento independentista que gestaba Duarte.
LA REVOLUCION REFORMISTA HAITIANA.-
Este ha sido el movimiento político haitiano de mayor relevancia en la búsqueda de establecer una democracia en su territorio, que entonces abarcaba toda la isla.
Se pretendía volver a la República de Petión y su constitución de 1816, para regir los destinos nacionales y terminar con la dictadura de Boyer, que ya tenía 25 años de instalada en  Haití (1818)   y que gobernando toda la isla, eran  ya 21 años.
El disgusto con Boyer se inició  cuando firmó en 1838 el acuerdo con Francia para pagarle 150 millones de francos, para lograr el reconocimiento de la independencia de Haití. Desde 1825, Francia venía presionando a Boyer para que aceptara este acuerdo.
 Cuando el acuerdo llegó a la Cámara de Diputados, los representantes  Dumesle, Saint Preux,  Couret, Lartigue y Beaugé como señalamos en nuestra entrega anterior, se opusieron a el y fueron sancionados, expulsándolos de la Cámara de Diputados.
Los ciudadanos de Jeremie, un pueblo ubicado en el extremo oeste de la peninsula de Tiburón  en Haití, hicieron un reconocimiento a Herard Dumesle, quien era el Presidente de la Camera de Diputados y se había opuesto al acuerdo, concediéndole una medalla y luego hicieron un banquete en honor de su representante en la Cámara,  Lartigue, quien también se había opuesto.
Al parecer Duarte se enteró de lo que ocurría en Haití, estando en sus días de panfletero con Serra  y lo consideró un factor favorable para iniciar la organización formal de su movimiento independentista, pues predecía que  vendrían días turbulentos en Haití, lo cual favorecería este movimiento y no se equivocó; ademas de que en nuestro país, un impuesto que Boyer hizo pagar a los dominicanos  para ayudar a cubrir el pago de esa deuda, también fomentó el descontento contra su régimen.
En Haití, cuando se celebraron  las próximas elecciones en febrero de 1842, todos los miembros de la Cámara que habían sido expulsados, fueron reelegidos y a pesar de eso, Boyer se negaba a que fueran aceptados de nuevo en la Cámara.  En una carta al senado, que le permanecía fiel, fechada el 15 de marzo de 1842, Boyer dice esa elección es una asonada en su contra, condenándola como un quebrantamiento a la unidad política nacional que imperaba en el país. El mes siguiente, cuando  se  presentaron 21 diputados opuestos al prestamo a ocupar sus curules, la entrada les fue prohibida por el ejército. Ellos se retiraron protestando, diciendo que aquello era una violación de su inviolabilidad parlamentaria.
En Jeremie celebran  entonces el 2 de abril de 1842, el aniversario del nacimiento de Petion con una gran  manifestación  de repudio a la administración del Presidente Boyer.
La entrada en vigencia del acuerdo hace que los productos locales pierdan valor, al entrar al mercado  productos desde el exterior y agrava la  miseria de las masas haitianas.

Los detalles de la revolución de la Reforma en Haití, pueden ser obtenidos  del libro Precis historique de la revolution haitienne de 1843 por F. E. Dubois.