sábado, 24 de marzo de 2018

LA BATALLA DEL 19 DE MARZO Y SUS CONSECUENCIAS


ESPECIAL PARA LA INFORMACION                AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                  DUARTE (L)
                                                                  Julio M. Rodriguez Grullón

LA BATALLA DEL 19 DE MARZO Y SUS CONSECUENCIAS.-
Santana se presentó en Azua el 17 de marzo y allí encontró que  Antonio Duvergé , Francisco Soñé y otros, habían preparado la defensa de la ciudad. Santana, al llegar  asumió su  función  de Jefe de las tropas dominicanas, designación que traía de la capital.
Herard y su ejército llegaron el 18, después de arrollar las defensas dominicanas en La Fuente del Rodeo (bautismo de sangre del ejército dominicano) y otras posiciones.
El  19 temprano atacó Herard la ciudad, pero los cañones de Francisco Soñé y José  del Carmen García, bien ubicados, hicieron  estragos en sus tropas y  tuvieron que retroceder. a pesar de su ventaja numérica. Entonces, cuando todos esperaban que los dominicanos iniciarían una persecución del enemigo, Santana ordenó el abandono de la ciudad y se replegó, ubicando su cuartel general en Baní..
Herard ocupó entonces Azua.
La noticia de la retirada de Santana a Baní, después de hacer retroceder al enemigo, causó una gran sorpresa en Duarte, quien solicitó a la Junta Central Gubernativa (JCG) ir donde Santana  para convencerlo de atacar a los haitianos y aquí entró  en juego la astucia de Bobadilla.
El sabía que todo había sido una maniobra  de Santana para justificar la ayuda de tropas francesas  y obtener el protectorado . Así que la orden de Duarte emitida el 21 de marzo, le ordenaba que actuara DE ACUERDO con el Gral Santana. Bobadilla sabía de antemano dos cosas :
a)     Que ese ACUERDO era imposible
b)    Que Duarte no desobedecería la orden de la JCG, dando un ejemplo de insubordinación y sentando un precedente que sería funesto para el gobierno del nuevo país.. ( Posteriormente cuando la JCG estaba  en manos de los duartistas, Santana no tuvo reparos en dar ese ejemplo, insubordinándose a sus ordenes).
Las cosas sucedieron tal como esperaba Bobadilla.
Como no se ponía de acuerdo con Santana, el             1ro de abril, por tercera vez,  Duarte solicitó que se le permitiera atacar a Herard, con la división que había traído consigo.
Ese permiso le fue negado nueva vez y ahora se le ordenó que regresara a Santo Domingo, acompañado solo de su estado mayor, avisándole al Gral Santana. 
            Contrariado Duarte, no obstante mantuvo la disciplina que el consideraba imprescindible para el buen funcionamiento del gobierno del  nuevo país y regresó a Santo Domingo, donde rindió cuentas detalladamente, de como había gastado173 pesos, de los mil que le habían entregado para su misión.
El 12 de abril de 1844, recibió la tesorería de la ciudad de Santo Domingo, los restantes 827 pesos. Ejemplo bien conocido de su honradez.
Ese ejemplo de Duarte, de no atacar a los haitianos sin autorización de la JCG, no ha sido bien ponderado .El demostró que había asimilado el ejemplo de Estados Unidos, que aprendió en Nueva York en 1829, de que la sumisión de los militares al poder civil legalmente constituido, es la base del sistema.
Dos meses después, Santana no tuvo reparos en desobedecer a la JCG y marchar sobre Santo Domingo en contubernio con Saint Denys y echando por tierra el buen ejemplo ofrecido por Duarte..
La consecuencia para el país, de las insubordinaciones de Santana contra el poder civil legalmente constituido, (pues la repitió en 1849, después de la Batalla de las Carreras, contra el gobierno de Jimenes), fue que la fuerza prevaleció sobre la razón por más de un siglo en nuestros gobiernos y que estuvieramos bajo el dominio del sable, hasta 1978.


sábado, 17 de marzo de 2018

DUARTE NO VISITA A SAINT DENYS


ESPECIAL PARA LA INFORMACION                AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                  DUARTE IL
                                                                  Julio M. Rodriguez Grullón
DUARTE NO VISITA  A SAINT DENYS.-
Para comprender mejor lo ocurrido en los primeros días, críticos para el desarrollo de la naciente Republica Dominicana, es muy instructivo leerse la correspondencia del cónsul Saint Denys, ya sea con el canciller frances Guizot en Paris, el consul Levasseur en Puerto Príncipe  o el Almirante De Moges, comandante de la flota francesa en el Caribe en esos días, que tenía su cuartel general en Martinica y poseía varias corbetas y fragatas  que viajaban constantemente entre Puerto Principe,  Santo Domingo y Martinica.
Esa correspondencia está disponible en el Archivo General de la Nación (AGN) desde  1996, recopilada por  Emilio Rodriguez Demorizi y traducida por Mu-Kien Adriana Sang
La llegada de Duarte y el hecho de que no fue a saludar, ni ponerse a las ordenes del cónsul Saint Denys, fue la primera señal de que el recién llegado líder nacionalista, no estaba de acuerdo con la misión del cónsul, de obtener un protectorado francés, sobre la nueva república, recibiendo como recompensa  a  Samaná. Esto es un dato muy importante, porque hasta ese momento según carta de Saint Denys a Guizot del 6 de marzo de 1844, los miembros mas influyentes de la Junta Central Gubernativa (entiéndase Bobadilla), no hacían nada sin consultarle oficiosamente su consejo. Pero para cuando  Duarte llegó, el Plan Levasseur estaba ya bien encaminado. 
Bobadilla se había asegurado de que personas identificadas con el plan, ocuparan posiciones claves en el nuevo país, comenzando por el  mismo y los mellizos Santana.
Después de reponerse de su sorpresa, de que Sanchez fuera designado Presidente de la Junta  Central Gubernativa (JCG) la noche del 27 de febrero, el logró al día siguiente, convencerlo de que era preferible de que el (Bobadilla), ocupara esa posición y Sanchez  se la cedió sin muchas objeciones..
Bobadilla tenía arreglado que Pedro Santana fuera el jefe del ejército que enfrentara a los haitianos en el sur y 800  hateros vinieron del Seibo, bajo las ordenes del que se consideraba un señor feudal en esa región, al darse el grito independentista del 27 de febrero.
Saint Denys reportó, que desde que llegó a Santo Domingo, Santana se presentó a su consulado, a ponerse a las ordenes de Francia y el 13 de marzo, dos días antes del desembarco de Duarte, había partido para Azua, implicado ya en el plan Levasseur. Saint Denys, en toda su correspondencia,  solo utiliza términos elogiosos al referirse  a el.
Santana, camino de Azua, el 17 de marzo de 1844, envió una correspondencia a Santo Domingo, a un personaje que va a tomar importancia en estos días, el Señor Abraham Coén, solicitándole que influyera en Saint Denys, para obtener tropas francesas y ponerlas a sus ordenes y  le asegurara  al cónsul , que cumpliría totalmente y a su satisfacción, la propuesta del protectorado francés que habían convenido.
Coén era un rico  comerciante judío, que quería establecer negocios en un mercado importante como era esta isla; sin embargo, las leyes  de los haitianos, de que solo  los negros podían dedicarse a estas actividades, lo obligaban a valerse de testaferros para sus  actividades. Coén era por tanto, pro-dominicano.
Recordemos que los judíos, por siglos estuvieron prohibidos de aparecerse por las posesiones españolas o portuguesas en el mundo, pues España y Portugal fueron coronas siempre fieles al Papa y su teocracia. Ahora,  al  desmoronarse el imperio español en el Siglo XIX, ellos querían  introducirse en estas naciones, para realizar sus actividades mercantiles.
Mientras estas cosas ocurrían en nuestro territorio, en Haití, Herard había logrado que el 4 de marzo el congreso emitiera  un decreto, autorizándolo a movilizar al pueblo haitiano y organizar rápidamente un ejército que el pretendía fuera de de 30 mil hombres, para someter de muevo a los dominicanos bajo el yugo haitiano, antes de que pudiéramos recibir ayuda desde el exterior. Pero un ejército de esta magnitud, no podía organizarse tan rápidamente. Herard entró al territorio dominicano al frente de unos siete mil hombres, según estimó De Moges en carta enviada a Saint Denys el 2 de abril de 1844.



sábado, 10 de marzo de 2018

El día glorioso de Duarte


ESPECIAL PARA LA INFORMACION                AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                  DUARTE XLVIII
                                                                  Julio M. Rodriguez Grullón
EL DIA GLORIOSO DE DUARTE.-
Lo primero que hicieron los trinitarios, una vez proclamada la independencia de la Republica Dominicana, fue enviar a buscar a su fundador y su líder, a Curazao.
Uno solo puede imaginarse el júbilo que sintió Duarte, cuando divisó la bandera que el había diseñado en el tope del mástil de la Leonor, al llegar a Willemstad, la capital de Curazao, donde se encontraba.
La Leonor regresó a Santo Domingo el 14 de marzo en la noche, pero Sanchez y Mella no quisieron que Duarte desembarcara hasta el día siguiente, para hacerle el gran recibimiento que se merecía. Con el regresaron sus inseparables Pedro Alejandrino Pina y José Joaquín Perez, quienes lo habían acompañado en  su exilio de ocho meses.
También estaba en Curazao el Padre Gaspar Hernández, pero el no regresó con ellos, pues la independencia no era su meta. El soñaba con un regreso al dominio de una monarquía española. En la mañana del 15, al poner Duarte sus pies en tierra y entrar a la ciudad por la Puerta de San Diego, lo recibe el vicario Portes exclamando:
Salve, Oh Padre de la Patria
Los cañones de la Fortaleza Ozama, lanzas salvas de alegría y las campanas de las iglesias de la primada de america repican con entusiasmo, el pueblo está tirado a la calle ovacionándolo a su paso y  Duarte no puede menos que regocijarse de ver realidad la patria anhelada, la república de hombres libres, todos con los mismos derechos,  sin limitarlos a una sola raza, que hizo realidad su verso :
            Los blancos, morenos,
            cobrizos, cruzados,
marchando serenos,
unidos y osados,
la patria salvemos
de viles tiranos,
y al mundo mostremos
que somos hermanos
Por primera vez en el Caribe,  hay un país donde todos son iguales ante la ley, el anhelo de la revolución francesa de 1789 de libertad, igualdad y fraternidad y esto lo llena de satisfacción. Solo Haití, México, Chile, Uruguay y Centroamerica, habían abolido la esclavitud para esta fecha.
            En el Palacio de Borgellá, lo recibe la Junta Central Gubernativa (JCG), que presidía Bobadilla, a quien el hubiera facilmente ese día sacado de allí y reclamar ese como el puesto que le correspondía, pero el no vino a servirse de su país, sino a servirle. Lo hacen simplemente miembro de la JCG y el acepta. Después va a su casa, donde le espera su madre y sus hermanos llenos de júbilo; su padre había muerto durante su ausencia, pero esa falta no contiene la alegría, que ´produce tener a su  hijo predilecto  de  regreso.
Sanchez ve que la casa del patricio no está adornada y rapidamente improvisa banderas y las coloca por todas las ventanas. Todos están felices de tener a Juan Pablo de vuelta. Vendrán días de angustias y tormentos, pero ellos no lo saben, solo saben que los días amargos de la dominación haitiana han terminado, que ahora hay que luchar por preservar la soñada República Dominicana.
Yo me pregunto si no sería mas apropiado celebrar el 15 de marzo en vez del 26 de enero, como el día de Duarte. El 15 de marzo se presta mas para realizar ceremonias que motiven al pueblo a apreciar mejor quien fue Duarte.
Su entrada  por la Puerta de San Diego, que el Instituto Duartiano celebra con un acto allí cada año, puede convertirse en un espectáculo televisado a todo el país,  donde  la memoria de Duarte se presente como lo que realmente es, el fundador de esta República Dominicana .



    

martes, 6 de marzo de 2018

El plan Levasseur modificado


ESPECIAL PARA LA INFORMACION                AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                  DUARTE XLVII
                                                                  Julio M. Rodriguez Grullón
EL PLAN LEVASSEUR MODIFICADO.-
El plan Levasseur original de Baez, hecho en Puerto Principe, en diciembre de 1843, contemplaba el nombramiento de un gobernador francés y la entrega de la bahía y península de Samaná  a Francia.
Sin embargo, para lograr una alianza con los duartistas, ese plan fue modificado y veamos la resolución de la Junta Central Gubernativa (JCG) que le fue enviada al cónsul Saint Denys, la cual, después de un preámubulo, dice así:
La Republica Dominicana, consiente en un tratado con la nación francesa  en que se establezcan por bases:
            1.- La estabilidad de nuestro territorio y la estabilidad de la  Republica Dominicana, bajo los principios que ha abrazado y proclamado, pudiendo gobernarse por una constitución que le sea conveniente , decretada por mandatarios elegidos por los pueblos a su satisfacción y según los poderes que emanen de dicha constitución en fin, como .un estado libre y soberano.
            2.- Jamás será atacada la libertad personal e individual de los que tuvieron la desgracia de ser esclavos en otro tiempo, ni los principios de igualdad que nosotros hemos proclamado.
            3.-  A estas consideraciones se hará un tratado de amistad y alianza tan pronto como se quiera y se presenten emisarios del gobierno francés, legitimamente acreditados.    
4.- El gobierno dominicano  prestará a la Francia, cuantos auxilios necesite, en el caso de que haya de dirigir fuerzas sobre la parte occidental , o la república haitiana.
5.- En las actuales circunstancias, la Francia dará al gobierno dominicano, fusiles, pertrechos de guerra, buques y el dinero que necesite para sostenerse y organizar  su estado de defensa.
6.- El Gobierno Dominicano en remuneración cederá a la Francia , a perpetuidad, la península de Samaná, dentro de los limites que le ha demarcado la naturaleza para ser calificada de península, siendo esta cesión, una excepción a la letra del capítulo 1ro, bajo la precisa estipulación de que en dicha península, jamás habrá esclavitud.
7.- Habrá paz sólida y duradera entre ambos gobiernos y en mejores circunstancias, se hará un tratado de comercio, en que se estipularán ventajas reciprocas , por el cual ninguna otra nación tendrá preferencias sobre el gobiernó francés.
                                                  Santo Domingo, 8 de marzo de 1844
Firmado
Bobadilla, Franco, Sanchez, Caminero, Valverde, Felix Mercenario, Echavarría, C. Moreno.
El Secretario de la Junta S. Pujol.
Es copia conforme  El Secretario de la Junta , Pujol.
Hay un sello que dice  Dios Patria y Libertad, con una balanza en el centro
Observaciones:
a)     No aparecen el nombre de Mella, ni el del Vicepresidente  Manuel JImenes,  que están en la resolución del 1ro de marzo.
b)    Aparece un nombre nuevo, el de Franco, que no está en la resolución del 1ro de marzo
c)     No se habla de nombrar un gobernador francés, como en el plan Levasseur original
d)    Persiste el temor al restablecimiento de la esclavitud
Estas modificaciones al plan Levasseur original, eran aceptables para Saint Denys, que veía sus planes caminaban sobre rieles, pero la lleqada de Duarte, una semana después de este documento, comenzó a crear problemas para el cónsul francés, que no podía aceptar el mensaje  que le envió la JCG sobre este tema, bajo su influencia, el 1ro de junio de 1844, una vez rotas publicamente, el 26 de mayo, las relaciones entre Bobadilla y los afrancesados,. con los independentistas duartistas.

sábado, 24 de febrero de 2018

EL GRAN TEMOR A LA ESCLAVITUD


ESPECIAL PARA LA INFORMACION         AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com          DUARTE XLVI
EL GRAN TEMOR A LA ESCLAVITUD.-
Durante casi todo el Siglo XIX, la esclavitud estuvo en el centro o fue parte importante, de los debates y las controversias políticas que ocurrieron.
            En nuestra isla, los haitianos declararon una república negra en 1804 que fue el primer país en abolir oficialmente la esclavitud en el mundo, pero cayeron en el otro extremo, de que solo los negros, podían ser ciudadanos con derechos civiles o tener propiedades.
            Los haitianos para desacreditar a los  trinitarios los llamaban los colombianos, implicando dos cosas: 1ro.-  Su ligazón al fracasado movimiento de Nuñez de Cáceres, que no abolió la esclavitud y 2do.-  Que al fundar una nueva unidad política en la isla, restablecerían la esclavitud en ella.
            Boyer no encontró resistencia al invadir la parte este de la isla en 1822, porque hizo la propaganda de que aboliría la esclavitud, cosa que Nuñez de  Cáceres no había hecho.
            Por esa abolición de la esclavitud fue que se crearon en 1822, los regimientos   31 y 32 del ejército regular haitiano, compuesto de dominicanos que hasta ese momento eran esclavos y que en su mayoría, eran hombres de piel oscura. Posiblemente José Joaquín Puello, se integró también al ejército haitiano en esos días.
Por eso Duarte enfatizó, que el nombre del nuevo país fuera República Dominicana, no simplemente Dominicana, pues el no quería existiera la menor duda,  sobre la abolición de la esclavitud en el nuevo país.
No obstante el temor persistía  y la propaganda haitiana lo alimentaba, por lo que el primer acto de Tomás Bobadilla, ya Presidente de la Junta Central Gubernativa, fue dirigirse a Monte Grande, donde residían negros llegados al país como esclavos durante la España Boba y a quienes Desgrotte les había dicho, que los conjurados de la Puerta del Conde, iban a restablecer la esclavitud. Bobadilla les aseguró lo contrario y que la Junta emitiría de inmediato un decreto al respecto. El los trajo a la ciudad convertidos ya en resueltos soldados de la Republica Dominicana y de todos esto se deriva el siguiente decreto emitido por la Junta Central Gubernativa (JCE) el 1ro de Marzo de 1844.
“La JCE, instruida de que corre en el público, la voz de que por el cambio político que acaba de operarse, deben salir de la ciudad los individuos de la parte occidental  que habitaban en ella y los de origen francés, nacidos en la antigua parte española, hace saber:
Que según los principios establecidos, el gobierno actual no está en la intención de expulsar a ninguno de los que se hallan comprendidos en la anterior categoría; que al contrario, sus personas y propiedades serán respetadas y que los de la parte occidental que hicieron conocer a la Junta la determinación de unirse a nuestra causa, serán habilitados para que presten juramento de fidelidad ante el Corregidor Municipal , obteniendo primero, orden de ello de esta Junta.
También declara :
Que la esclavitud ha desaparecido para siempre del territorio de la Republica Dominicana  y que el que propagare lo contrario, será considerado  como delincuente,  perseguido y castigado  si hubiere lugar.
Firmado:
Tomas Bobadilla Presidente, Manuel Jimenes Vicepresidente,  
Manuel María Valverde, Francisco Javier Abreu, Felix Mercenario, Carlos Moreno,              
Mariano  Echavarría, Jose Ma Caminero, Francisco Sanchez,  Ramon Mella.
                                             El Secretario de la Junta Silvano Pujol.
Como vemos, la esclavitud era una preocupación de los habitantes de esta isla, que fue la primera en todo el mundo, en abolir la esclavitud, pues ni en Haití, ni en la Republica Dominicana, tuvo lugar esta degradante condición humana. La Republica Dominicana tuvo la ventaja, de que su ciudadanía no estuvo ligada a ninguna raza  específica. y no cayó en el extremismo de la haitiana  





sábado, 17 de febrero de 2018

Nace la Republica Dominicana


ESPECIAL PARA LA INFORMACION                             AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                               DUARTE XLV
                                                                                Julio M. Rodriguez Grullón

NACE LA REPUBLICA DOMINICANA.-
La cita de los conjurados para dar el golpe contra los haitianos era para las 10 de la noche en distintos puntos de la ciudad. Los grupos convergerían en la Puerta del Conde donde todo estaba arreglado para ser entregada a ellos. Recordemos que en esos días la ciudad, con quizás unos 10 mil habitantes, no llegaba hasta las antiguas murallas construidas por los españoles en el Siglo XVI.
El grupo de Mella debía encontrarse en la Puerta de la Misericordia.
            Como eran ya las 11 de la  noche y faltaban  varios de su grupo, que al parecer titubeaban el entrar en acción , el disparó su trabuco, sacó a los vacilantes  de sus hogares, se inició  la acción en la ciudad y los grupos convergieron sobre el punto acordado, la Puerta  del Conde de la muralla.   Sanchez salió de su escondite, se presentó allí y muchos se sorprendieron de verlo, pues creían que estaba muerto. Como  el fue a quien Duarte dejó al frente de su movimiento, fue proclamado Presidente de la Junta Central Gubernativa, por lo que allí estaban, quienes eran duartistas en su mayoría.
La puerta se abrió para que entraran  los sancarleños. En la Fortaleza Ozama, Desgrotte, quien se presentó allí al llamarle la atención el gran movimiento había en la ciudad, se encontró con que los integrantes de los regimientos 31 y  32 que  allí estaban, abandonaron el fuerte y lo dejaron practicamente solo, colocándolo en una posición precaria.
Al enviar Desgrotte una patrulla haitiana al mando de Deo Herard, hijo del Presidente haitiano, a la Puerta del Conde a investigar que ocurría, fue rechazada a tiros y no regresó. Con excepción  de la Fortaleza Ozama, los patriotas esa noche aseguraron todos lo puntos militares de importancia.
Al amanecer, al toque de diana, Sanchez izó la nueva bandera con sus cuartos azules y rojos, atravesados por una cruz blanca y el estruendo y gritos de salutación fueron ensordecedores.
Poco después,  el cónsul Saint Denys, la persona mas influyente en la ciudad en este momento, logró que la rendición de Desgrotte se hiciera pacificamente y sin derramamiento de sangre. Como vemos, los eventos que siguieron al trabucazo, tuvieron lugar mayormente el 28 de febrero.
Cuando esta fecha y la del 16 de agosto comenzaron a celebrarse en 1880, 36 años  después, ya que durante todos esos años, el dominio político del país estuvo en manos de los separatistas, quienes no le daban importancia a lo ocurrido en esos dos días, se tomó correctamente el 27 de febrero como el día de la independencia, pero la rendición de Desgrotte y la consolidación del pronunciamiento  ocurrieron el 28, por lo que yo creo que procede que sigamos llamando día de la independencia el  27 de febrero, pero el día que debe ser no laborable es el 28, llamándolo celebración  del día de la independencia, para hacer coincidir cronológicamente los hechos   que siguieron al  trabucazo.
Podemos hacer una celebración la noche del 27, llamándola fiesta del trabucazo y celebrar  el izamiento de la bandera al amanecer del 28 y la rendición de los haitianos en el transcurso de ese día.
Estas  son ideas que surgen de contemplar como ocurrieron los hechos y que la larga demora en celebrarlos, hizo  que cronológicamente, estemos desfasados en la conmemoración de los de febrero..
Como la constitución de Meriño de 1880,  se oficializó después  de febrero, el  16 de agosto se celebró primero que el  27 de febrero. Estas  dos  fechas,  junto con el   12 de julio, son las fiestas patrias por excelencia y el 12 de julio tiene el mismo significado que el 16 de agosto, recuperación de la independencia perdida.
Aunque Horacio Vásquez no se atrevió a hacerlo festivo, los dominicanos  celebrabamos oficiosamente el 12 de julio hasta 1938, cuandoTrujillo, luego de la matanza de haitianos de comienzos de octubre del año anterior, la prohibió y además,  le colocó el nombre de George Washington a la avenida que construyó,  a lo largo del malecón de la capital, todo para aplacar la indignación que  la matanza provocó en los Estados Unidos, lo que también  forzó a que no se  postulara para la presidencia  de la república ese año.


sábado, 10 de febrero de 2018

abnegacion de Duarte


ESPECIAL PARA LA INFORMACION                             AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                               DUARTE XLIV
                                                                                Julio M. Rodriguez Grullón

ABNEGACION DE DUARTE.-
Duarte se recuperó de su fiebre a principios de febrero de 1844 y aunque estaba débil y pálido, escribió una de sus mas famosas cartas a su familiares.
            El no sabía del plan Levasseur acordado por el despechado  Baez en Puerto Pricipe, en diciembre de 1843, ni de la llegada del cónsul francés Saint Denys a Santo Domingo el 13 de enero de 1844 para llevar a cabo ese plan; tampoco sabía del  regreso de los regimientos 31 y 32 a Santo Domingo a principios de febrero, ni tampoco de la unión de separatistas y sus seguidores después del manifiesto de 16 de enero de 1844 para  poner fin a la ocupación haitiana.
            El solo sabía antes de caer en su estado febril, a finales de diciembre de 1843, que su padre había muerto y que le pedían que así fuere a costa de una estrella del cielo, consiguiera recursos para la lucha independentista.
            El 4 de febrero de 1844, recuperado lo suficiente, pidió tintero y pluma para escribir a sus familiares y he aquí  el fragmento mas importante de esta carta:
            “El único medio que encuentro  para reunirme con uds, es independizar la patria; para conseguirlo se necesitan recursos, recursos supremos y cuyos recursos son, que uds de mancomún conmigo y nuestro hermano Vicente,  ofrendemos en aras de la patria, lo que a costa del amor y trabajo de nuestro padre  hemos heredado. Independizada la patria, puedo hacerme cargo del almacén , y a mas, heredero del ilimitado crédito de nuestro padre y de sus conocimientos en el ramo de la marina, nuestros negocios mejorarán  y no tendremos  porque arrepentirnos  de habernos mostrado dignos hijos de la Patria”.
            Jamás, ninguno de los libertadores de América o de otra parte del mundo, ha demostrado este desprendimiento, este altruismo, esta abnegación, para lograr la independencia añorada.
            La carta fue entregada al capitán de una goleta que salía ese día para Santo Domingo y seis días mas tarde estaba en manos de sus familiares. Rosa Duarte la leyó rodeada del resto de la familia y amigos duartistas, enterados de la llegada de la misiva.
            Terminada la lectura, Doña Manuela dijo: No le podemos negar esta petición a Juan Pablo y aunque una de las hermanas pequeñas, sintió temor y expresó “y si nos quedamos sin nada ¿de que vivimos?”, Vicente Celestino tomó la palabra y dijo: “Quienes de este grupo sobrevivan a la lucha , trabajarán para que no les falte un pan”.
            Acordado esto, la familia entró en acción y de inmediato, como primer paso, se tomó todo    el plomo que existía en los almacenes de la atarazana, que se utilizaba  para  el forro  de los buques y se confeccionaron balas, las cuales, una vez listo el primer cargamento de ellas, lo tomó Vicente Celestino y lo llevó a San José de los Llanos, para distribuirlas entre los posibles soldados de la invasión, que todavía se pensaba podía hacerse, llegando Duarte por la playa de Guayacanes.
                Pero los acontecimientos se precipitaban, el perspicaz y resuelto de Mella, captó que la ocasión estaba lista para el pronunciamiento, que con los regimientos 31 y 32 ya implicados en el movimiento, no había que esperar mas tiempo y permitirle a los separatistas adquirir mas fuerza,  con el apoyo del cónsul Saint Denys  y el manifiesto del 16 de enero circulando por todo el país.
Se convocó una reunión de  los líderes independentistas en el escondite  de Sanchez, el 24  de febrero  en la noche y allí se decidió que el golpe se daría el 27 de febrero, a las diez de  la noche y que un disparo al aire, sería la señal del inicio de la acción. Se enviaron emisarios a los pueblos, particularmente al este, donde los mellizos Santana en el Seibo y a la gente de Vicente Celestino en San José de Los Llanos. Se convino  que el santo y seña de los conjurados sería, Juan Pablo: Dios Patria y Libertad.