sábado, 17 de febrero de 2018

Nace la Republica Dominicana


ESPECIAL PARA LA INFORMACION                             AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                               DUARTE XLV
                                                                                Julio M. Rodriguez Grullón

NACE LA REPUBLICA DOMINICANA.-
La cita de los conjurados para dar el golpe contra los haitianos era para las 10 de la noche en distintos puntos de la ciudad. Los grupos convergerían en la Puerta del Conde donde todo estaba arreglado para ser entregada a ellos. Recordemos que en esos días la ciudad, con quizás unos 10 mil habitantes, no llegaba hasta las antiguas murallas construidas por los españoles en el Siglo XVI.
El grupo de Mella debía encontrarse en la Puerta de la Misericordia.
            Como eran ya las 11 de la  noche y faltaban  varios de su grupo, que al parecer titubeaban el entrar en acción , el disparó su trabuco, sacó a los vacilantes  de sus hogares, se inició  la acción en la ciudad y los grupos convergieron sobre el punto acordado, la Puerta  del Conde de la muralla.   Sanchez salió de su escondite, se presentó allí y muchos se sorprendieron de verlo, pues creían que estaba muerto. Como  el fue a quien Duarte dejó al frente de su movimiento, fue proclamado Presidente de la Junta Central Gubernativa, por lo que allí estaban, quienes eran duartistas en su mayoría.
La puerta se abrió para que entraran  los sancarleños. En la Fortaleza Ozama, Desgrotte, quien se presentó allí al llamarle la atención el gran movimiento había en la ciudad, se encontró con que los integrantes de los regimientos 31 y  32 que  allí estaban, abandonaron el fuerte y lo dejaron practicamente solo, colocándolo en una posición precaria.
Al enviar Desgrotte una patrulla haitiana al mando de Deo Herard, hijo del Presidente haitiano, a la Puerta del Conde a investigar que ocurría, fue rechazada a tiros y no regresó. Con excepción  de la Fortaleza Ozama, los patriotas esa noche aseguraron todos lo puntos militares de importancia.
Al amanecer, al toque de diana, Sanchez izó la nueva bandera con sus cuartos azules y rojos, atravesados por una cruz blanca y el estruendo y gritos de salutación fueron ensordecedores.
Poco después,  el cónsul Saint Denys, la persona mas influyente en la ciudad en este momento, logró que la rendición de Desgrotte se hiciera pacificamente y sin derramamiento de sangre. Como vemos, los eventos que siguieron al trabucazo, tuvieron lugar mayormente el 28 de febrero.
Cuando esta fecha y la del 16 de agosto comenzaron a celebrarse en 1880, 36 años  después, ya que durante todos esos años, el dominio político del país estuvo en manos de los separatistas, quienes no le daban importancia a lo ocurrido en esos dos días, se tomó correctamente el 27 de febrero como el día de la independencia, pero la rendición de Desgrotte y la consolidación del pronunciamiento  ocurrieron el 28, por lo que yo creo que procede que sigamos llamando día de la independencia el  27 de febrero, pero el día que debe ser no laborable es el 28, llamándolo celebración  del día de la independencia, para hacer coincidir cronológicamente los hechos   que siguieron al  trabucazo.
Podemos hacer una celebración la noche del 27, llamándola fiesta del trabucazo y celebrar  el izamiento de la bandera al amanecer del 28 y la rendición de los haitianos en el transcurso de ese día.
Estas  son ideas que surgen de contemplar como ocurrieron los hechos y que la larga demora en celebrarlos, hizo  que cronológicamente, estemos desfasados en la conmemoración de los de febrero..
Como la constitución de Meriño de 1880,  se oficializó después  de febrero, el  16 de agosto se celebró primero que el  27 de febrero. Estas  dos  fechas,  junto con el   12 de julio, son las fiestas patrias por excelencia y el 12 de julio tiene el mismo significado que el 16 de agosto, recuperación de la independencia perdida.
Aunque Horacio Vásquez no se atrevió a hacerlo festivo, los dominicanos  celebrabamos oficiosamente el 12 de julio hasta 1938, cuandoTrujillo, luego de la matanza de haitianos de comienzos de octubre del año anterior, la prohibió y además,  le colocó el nombre de George Washington a la avenida que construyó,  a lo largo del malecón de la capital, todo para aplacar la indignación que  la matanza provocó en los Estados Unidos, lo que también  forzó a que no se  postulara para la presidencia  de la república ese año.


sábado, 10 de febrero de 2018

abnegacion de Duarte


ESPECIAL PARA LA INFORMACION                             AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                               DUARTE XLIV
                                                                                Julio M. Rodriguez Grullón

ABNEGACION DE DUARTE.-
Duarte se recuperó de su fiebre a principios de febrero de 1844 y aunque estaba débil y pálido, escribió una de sus mas famosas cartas a su familiares.
            El no sabía del plan Levasseur acordado por el despechado  Baez en Puerto Pricipe, en diciembre de 1843, ni de la llegada del cónsul francés Saint Denys a Santo Domingo el 13 de enero de 1844 para llevar a cabo ese plan; tampoco sabía del  regreso de los regimientos 31 y 32 a Santo Domingo a principios de febrero, ni tampoco de la unión de separatistas y sus seguidores después del manifiesto de 16 de enero de 1844 para  poner fin a la ocupación haitiana.
            El solo sabía antes de caer en su estado febril, a finales de diciembre de 1843, que su padre había muerto y que le pedían que así fuere a costa de una estrella del cielo, consiguiera recursos para la lucha independentista.
            El 4 de febrero de 1844, recuperado lo suficiente, pidió tintero y pluma para escribir a sus familiares y he aquí  el fragmento mas importante de esta carta:
            “El único medio que encuentro  para reunirme con uds, es independizar la patria; para conseguirlo se necesitan recursos, recursos supremos y cuyos recursos son, que uds de mancomún conmigo y nuestro hermano Vicente,  ofrendemos en aras de la patria, lo que a costa del amor y trabajo de nuestro padre  hemos heredado. Independizada la patria, puedo hacerme cargo del almacén , y a mas, heredero del ilimitado crédito de nuestro padre y de sus conocimientos en el ramo de la marina, nuestros negocios mejorarán  y no tendremos  porque arrepentirnos  de habernos mostrado dignos hijos de la Patria”.
            Jamás, ninguno de los libertadores de América o de otra parte del mundo, ha demostrado este desprendimiento, este altruismo, esta abnegación, para lograr la independencia añorada.
            La carta fue entregada al capitán de una goleta que salía ese día para Santo Domingo y seis días mas tarde estaba en manos de sus familiares. Rosa Duarte la leyó rodeada del resto de la familia y amigos duartistas, enterados de la llegada de la misiva.
            Terminada la lectura, Doña Manuela dijo: No le podemos negar esta petición a Juan Pablo y aunque una de las hermanas pequeñas, sintió temor y expresó “y si nos quedamos sin nada ¿de que vivimos?”, Vicente Celestino tomó la palabra y dijo: “Quienes de este grupo sobrevivan a la lucha , trabajarán para que no les falte un pan”.
            Acordado esto, la familia entró en acción y de inmediato, como primer paso, se tomó todo    el plomo que existía en los almacenes de la atarazana, que se utilizaba  para  el forro  de los buques y se confeccionaron balas, las cuales, una vez listo el primer cargamento de ellas, lo tomó Vicente Celestino y lo llevó a San José de los Llanos, para distribuirlas entre los posibles soldados de la invasión, que todavía se pensaba podía hacerse, llegando Duarte por la playa de Guayacanes.
                Pero los acontecimientos se precipitaban, el perspicaz y resuelto de Mella, captó que la ocasión estaba lista para el pronunciamiento, que con los regimientos 31 y 32 ya implicados en el movimiento, no había que esperar mas tiempo y permitirle a los separatistas adquirir mas fuerza,  con el apoyo del cónsul Saint Denys  y el manifiesto del 16 de enero circulando por todo el país.
Se convocó una reunión de  los líderes independentistas en el escondite  de Sanchez, el 24  de febrero  en la noche y allí se decidió que el golpe se daría el 27 de febrero, a las diez de  la noche y que un disparo al aire, sería la señal del inicio de la acción. Se enviaron emisarios a los pueblos, particularmente al este, donde los mellizos Santana en el Seibo y a la gente de Vicente Celestino en San José de Los Llanos. Se convino  que el santo y seña de los conjurados sería, Juan Pablo: Dios Patria y Libertad.


sábado, 27 de enero de 2018

DUARTE XLI

ESPECIAL PARA LA INFORMACION                                         AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com                                            DUARTE XLI
                                                                                               Julio M. Rodriguez Grullón
EL MANIIFIESTO DEL 16 DE ENERO DE 1844
Una publicación del Tribunal Constitucional de la Republica Dominicana (2014)
Bobadilla señala claramente que la invasión de Boyer de 1822, de la Parte Este de esta isla fue pacífica y la razón es que este prometió que  no habría  esclavitud y establecería un régimen de libertad igualdad y fraternidad. El en seguida dice que todo fue una disimulada perfidia del tirano, que  en la práctica manejó como esclavos, a supuestos hombres libres.
Mas adelante señala que Boyer “asoló los campos, despojó las iglesias de sus riquezas, atropelló y ajó con vilipendio a los ministros de la religión, les quitó sus rentas y sus derechos y por su abandono, dejó caer en total ruina los edificios públicos, para que sus mandatarios aprovechasen sus despojos y así saciaran la codicia que traían de occidente”
Comentario.- Esta fue la razón por la que los sacerdotes se opusieron a su régimen, se hicieron masones y convirtieron las logias que el impulsó, en centros de conspiración contra los haitianos.
Bobadilla señala que Boyer “prohibió la comunidad de los terrenos comuneros, que en virtud de convenios y por utilidad y necesidad  de las familias, se habían conservado desde el descubrimiento de la isla, para aprovecharlas en favor de su Estado, acabar de arruinar la crianza de animales y empobrecer a una multitud de padres de familia.”
Comentario.- Esto nos deja ver lo apacible de la sociedad dominicana de esos siglos, pues al los terrenos ser propiedad de varias familias, les permitía, a cada una de ellas, criar sus animales en esas tierras y beneficiarse de su sacrificio o su venta.
Dice Bobadilla: “si (algjuien) se pronunciaba en español contra la tiranía y la opresión, se le denunciaba como sospechoso, se le arrastraba a los calabozos y algunos subieron al cadalso para atemorizar a los otros y que expirasen de una vez los sentimientos que nos transmitieron nuestros padres”.
Comentario.- Es la forma de expresar la persecución que existía contra el idioma español, que no se utilizaba en los documentos oficiales y que no querían los haitianos, que se continuara   hablando en la que había sido colonia  española por mas de tres siglos.
  En relación a la invasión del 1843 de  Charles Herard, a quien apodaban Riviere señaló: “En el departamento de Santiago, sin fundamento legales, recordó con pena las épocas tristes de Toussaint y Dessalines, trayendo consigo un monstruoso estado mayor, que desmoralizaba por todas partes: vendió empleos, despojó las iglesias; destruyó las elecciones que los pueblos habían hecho para darse representantes que defendiesen sus derechos y esto para dejar siempre esta parte en la miseria y en la misma suerte y proporcionarse el, candidatos que le elevasen a la Presidencia, aunque sin mandato especial de sus comitentes”.
Comentario.- Dejaba claramente establecido Bobadilla que nada había cambiado con la destitución de Boyer y que Herard era un tirano mas.
Y ya al final del documento dice su autor: “que el sentimiento del interés público sea el móvil que nos decida por la justa causa de la libertad y de la separación; con ella no disminuiremos la  felicidad de la república de occidente y haremos la nuestra. Nuestra causa es santa: no nos faltarían recursos a mas de los que tenemos en nuestro propio suelo, aunque si fuere necesario emplearemos, los que nos podrían facilitar en tal caso los extranjeros.”
Comentario.-  Bobadilla piensa que con los recursos disponibles se puede echar el pleito y que si es necesario se puede aprovechar la ayuda extranjera. Esto contradice lo que con frecuencia oímos, que los recursos de los trinitarios era muy pocos e insuficientes para la lucha contra Haití.
Hemos comentado aquí algunos párrafos de este interesante documento, que exhortamos a todos nuestros lectores a leer, pues ayuda a comprender en todos sus detalles, lo que fue la ocupación haitiana de 1822-44 de nuestro territorio.


lunes, 22 de enero de 2018

En relación a la tragedia de Rio Verde

ESPECIAL PARA LA INFORMACION                                         AYER Y HOY
articulosdeopinion2004@yahoo.com             EN RELACION A LA TRAGEDIA DE RIO VERDE                               
                                                                                          Julio M. Rodriguez Grullón
                Para el 11 de enero de 1948, yo tenía 10 años de edad,  vivía en mi natal Montecristi y  recuerdo perfectamente los acontecimientos que rodearon la tragedia deportiva mas grande que ha ocurrido en nuestro país, porque  en el accidente falleció mi tío, Miguel Angel Rodriguez Jimenes (a) Boquita, pitcher del equipo de Santiago.
            Aunque la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago (ACDS), se ha encargado de mantener vivo el recuerdo de esta tragedia y de honrar la memoria de los beisbolistas fallecidos, con el paso del tiempo, varios detalles que rodearon el hecho se han perdido.
            Para esa época, el beisbol amateur, era el único deporte que se practicaba de manera organizada regularmente a nivel nacional  y se jugaba un torneo anual, con el país dividido  en regiones y luego de finalizado ese torneo regional, se jugaba un campeonato nacional,  con los ganadores de las distintas regiones. Por eso vemos que para este torneo nacional 1947-48 había dos equipos de la región norte, dos de la región este, uno de Santo Domingo y uno de la región sur. Los ganadores de cada región se reforzaban con los mejores jugadores de los equipos que habían sido derrotados en esos torneos regionales, por eso, el equipo de Santiago, se reforzó con tres jugadores del equipo de Montecristi,  los lanzadores Bombo Ramos, mi tio Miguel  y el shortstop José Jimenez (a)Totí.
            Totí no era regular en el equipo, pero si lo eran los lanzadores y en el doble juego celebrado en la Romana, el 4 de enero de 1948, ambos juegos ganados por  el equipo de Santiago, mi tio Miguel y Bombo, fueron los pitchers ganadores. 
                  Actualmente se está exhibiendo una película, que toma como base esta tragedia deportiva, rodeada de una trama totalmente fantasiosa y que los que la ven, deben entender, que eso es un invento de los productores, para hacerla (supuestamente) mas interesante.
            Para empezar, se presenta a Trujillo, como el villano de todo lo que ocurrió.
            Hay que decir sobre esto, que ningún hombre puede  gobernar un país por 31 años haciendo solamente cosas malas, como se  presenta  a Trujillo, en todas las películas que he visto, que a el se refieren. Debo decir a este respecto, que Jesus de Galíndez, un escritor español, que vivió en el país y escribió La Era de Trujillo, un libro denostando  al tirano, que le costó la vida, dedicó una sección del libro, a describir el lado positivo del régimen.
            El Dr. Euclides Gutierrez Félix, quien mas recientemente ha escrito otra obra sobre la tiranía, titulada Trujillo, monarca sin corona, presenta en ella, las cosas negativas y positivas que realizó  el tirano.
            En relación a la división social de los dominicanos, en una clase privilegiada, llamada de primera, en oposición al resto de la población, debo decir, que Trujillo nada tuvo que ver con esto, pues esa división surgió durante el régimen de nuestro anterior tirano, Ulises Hereaux (a) Lilís, que tuvo lugar de 1887 a 1899.
            Resulta, que anteriormente a Lilís, los ricos eran  pocos y  no llegaban a constituir una clase social, pero Lilís tomó millones y millones de dólares en empréstitos y gastó ese dinero a su antojo, esos años de la  década de los 1890 coincidieron con el apogeo de la industria azucarera en el siglo pasado, fruto de la migración que produjo en Cuba la guerra de independencia llevada a cabo por Máximo Gomez   y  por estas razones,  durante sus gobiernos, es que surgen los llamados clubes sociales de gente de primera  y una ojeada al año de fundación de ellos nos lo dice todo. El Centro de Recreo de Santiago se fundó en 1894, el Club 2 de julio de San Pedro de Macorís, se fundó  en 1892, el Club de Damas de Puerto Plata en 1894   y el Club Unión de la capital en esos mismos años de la década de 1890, apogeo de la tiranía lilisista.      
            Trujillo no provenía de esa clase social, que inicialmente lo rechazó, llamándole  ladrón y le hizo varios desaires, por lo que aunque no la pudo liquidar, si la humilló, haciendo desaparecer el Club Unión de la capital  y que le hicieran socio y Presidente de honor de los demás clubes. Asimismo, tuvieron que aceptar como socios, a todos los oficiales de sus fuerzas armadas, que provenían, en su inmensa mayoría, de los estratos mas bajos de la población.
            La conmemoración de este 70 aniversario de esta tragedia deportiva, donde perdí a mi querido tío Miguel, nos ha servido para revisar algunos aspectos de  la vida social y política de nuestro país.